PRC y PP rechazan la propuesta de Podemos de garantizar el voto de las personas con discapacidad

Podemos Cantabria ha defendido hoy en el pleno una proposición no de ley que solicita reformar la Ley Orgánica 5/1985 de 19 de junio, del Régimen Electoral General (LOREG) de forma que el derecho al voto de las personas con discapacidad quede garantizado y que ninguna persona pueda ser privada del derecho fundamental de sufragio en el futuro por su discapacidad o diversidad funcional, además de que se restituya el derecho de voto a las que ahora no lo tienen.

Esta proposición también busca que se lleve a cabo una adaptación normativa relativa al ejercicio de la capacidad de las personas con discapacidad o diversidad funcional en igualdad de condiciones y en colaboración estrecha con las organizaciones representativas de estas personas. “Es importante también que los espacios, la información y los materiales relacionados con el proceso electoral mejoren la accesibilidad cognitiva para facilitar el ejercicio de sufragio, no solo a las personas con discapacidad intelectual sino también a otros colectivos que puedan tener dificultades, porque en los casos en los que la persona con discapacidad intelectual tiene reconocido el derecho al voto se encuentra muchas veces con dificultades a la hora de comprender la información”.

El diputado ha señalado esta tarde que el pasado 26 de junio, a pesar de que toda la ciudadanía estaba convocada a participar en unas nuevas elecciones, casi 100.000 personas volvieron a no poder ejercer su derecho al voto. En concreto fueron las 96.418 personas con discapacidad, que habían sido previamente incapacitadas judicialmente las que se encuentran privadas de su derecho al voto en nuestro país.

Además, ha añadido que el ejercicio del derecho de sufragio en igualdad de condiciones supone la máxima expresión de participación política de los miembros de una sociedad democrática. Y, sin embargo, a casi 100.000 personas se les cercena su condición de ciudadanos del Estado español al negárseles su derecho a la participación en la vida pública a través del ejercicio de su derecho al sufragio y que teniendo en cuenta que el derecho al voto es un ejercicio democrático que toda persona ha de tener, ya que con ese derecho se hace efectiva la participación política, “consideramos una grave dejación no atender esa demanda que permite a todos los ciudadanos y ciudadanas ejercer sus derechos en igualdad de oportunidades y nos lleva a considerar esta realidad como una situación de excepcionalidad democrática”.