Los regionalistas subrayan que los proyectos de La Pasiega o la mina “son realidades” y “no infografías que pasan a mejor vida”

El Partido Regionalista de Cantabria ha sostenido hoy que “el máximo experto” y “verdadero profesional en la venta de humo” en la comunidad autónoma “es y ha sido” el ex alcalde de Santander y hoy ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Los regionalistas han mostrado su sorpresa porque el Partido Popular acuse al secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, de “vender humo” cuando los ‘populares’ tienen en sus filas “al máximo experto”, ya que, han recordado, todos los santanderinos, en particular, y los cántabros, en general, “retienen en su retina” las “innumerables” infografías que De la Serna ha mostrado a la ciudadanía a lo largo de su carrera política.

En este sentido, el PRC ha subrayado que, mientras las infografías del ministro de Fomento “pasan a mejor vida”, los proyectos de los gobiernos de Revilla “son realidades”. Así, han citado como ejemplo el área logística de La Pasiega o La Mina, de Reocín.

Para los regionalistas, “la pataleta navideña” del diputado del PP Íñigo Fernández es consecuencia del “mal momento” que atraviesan los ‘populares’, con “dobles celebraciones navideñas”, con “expulsión de históricos militantes”, con “el fracaso” en las elecciones catalanas y con “las dificultades” de su jefe de filas, Mariano Rajoy, para aprobar el Presupuesto del próximo año.

Pero Cantabria, han apuntado, cuenta con otros dirigentes que “tienden puentes” y “consiguen” aprobar el Presupuesto de 2018 y buenos datos económicos, como el crecimiento de la industria por encima de la media nacional o “el fuerte” incremento del turismo, que este año alcanzará los dos millones de turistas.

Datos que, según han señalado, confirman que “vamos por el buen camino” a pesar de los incumplimientos del Gobierno de Mariano Rajoy con los cántabros.

De hecho, los regionalistas han incidido en que “lo que no dice Fernández”, para “engañar a los cántabros” es que el voto de los diputados del PP sirvió para que los Presupuestos Generales del Estado de 2017 no incluyeran la partida de Valdecilla o la del Plan Reindus para el Besaya.

No obstante, los regionalistas han confiado en que los ‘populares’ “cojan la mano tendida” que se les ofreció hace meses para “ir juntos” a Madrid, a reunirse con Rajoy, para “traer” a Cantabria “lo que se nos debe y está comprometido”.

Por ello, y como la Navidad es momento de buenos deseos y de unión de las familias, los regionalistas  han deseado que “la familia popular” pueda “comer junta” el próximo año por estas fechas porque “ha sido muy triste ver a unos, en el Palacio de La Magdalena, y a otros, en un conocido hotel de Santander”.

Por último, han advertido que no admiten lecciones de transfuguismo del PP cuando los ‘populares’ “lo practican” en Santander, Miengo, Guriezo y Santiurde de Toranzo y fueron los que “lo inventaron” en Cantabria.