El PP propone paralizar las liquidaciones de plusvalía si no hay aumento de valor

El grupo popular aboga también por instar al Gobierno de España a modificar cuanto antes el impuesto.  El grupo municipal popular propondrá al pleno de la Corporación paralizar las liquidaciones del impuesto de la plusvalía en aquellos casos en los que existan datos que acrediten que no ha habido un aumento de valor en la propiedad transferida y dejarlas en suspenso hasta que se establezca una nueva regulación a nivel estatal.

Así se plantea en una moción en la que, además, se propone instar al Gobierno de España a modificar cuanto antes la normativa del impuesto tras la sentencia de este mes de mayo del Tribunal Constitucional que anula la aplicación del tributo cuando no ha existido revalorización de las propiedades.

Según ha explicado la concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, tras conocerse el fallo del TC, el Ayuntamiento de Santander ha dejado de realizar liquidaciones de la plusvalía en los casos en los que hay indicios que apuntan que no ha habido un aumento de valor, todo ello, a la espera de contar con una nueva regulación que establezca los mecanismos para evaluarlo.

Esta medida, con la que se pretende evitar posibles perjuicios a los ciudadanos, se traslada ahora al pleno a través de una moción para invitar al resto de grupos municipales a sumarse a ella.

A la vez, se intenta buscar también el respaldo del conjunto de la Corporación para pedir a la administración estatal que realice a la mayor brevedad las adaptaciones necesarias en la normativa de acuerdo con la sentencia del Constitucional y con las propuestas que van a trasladar los ayuntamientos a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

La concejala de Economía y Hacienda ha recordado que los ayuntamientos no tienen potestad para fijar el sistema o mecanismos de cálculo para determinar cuándo ha existido o no un aumento del valor al margen de la normativa estatal, que es la que debe regular este aspecto.

“De ahí la importancia de que esos cambios se realicen cuanto antes, para que los ayuntamientos cuenten con un escenario claro que aporte certidumbre y seguridad jurídica”, ha comentado González Pescador.

En este sentido, ha resaltado que tan pronto como se modifique la normativa estatal, el Ayuntamiento de Santander podrá adoptar también las medidas necesarias para aplicar las nuevas directrices en las liquidaciones futuras, así como en aquellas que queden paralizadas a partir de este momento.

Y también entonces se articularán con la mayor urgencia los procedimientos y los mecanismos oportunos para resolver con la mayor celeridad las reclamaciones y devoluciones que pudieran derivarse por liquidaciones giradas con anterioridad a la sentencia, ha agregado.

Por último, González Pescador ha insistido en la importancia de actuar con “responsabilidad, prudencia y rigor, sin desmarcarse del marco legal y de las directrices que establezca la nueva regulación, para no dar lugar a situaciones de mayor inseguridad”.