Recalca que el Ayuntamiento no puede otorgar la explotación de un establecimiento sin tener la concesión y garantías para la continuidad de la actividad. Recuerda al PRC que el valor de la concesión “no lo decide arbitrariamente ningún ministro”, sino que depende de los baremos y fórmulas legalmente previstos. Afirma que el equipo de gobierno lleva meses trabajando para conseguir una concesión “competitiva” y “no se va a dejar llevar por las repentinas prisas” del PRC, que hasta ahora no se había preocupado por este asunto 

El concejal de Patrimonio, Contratación y Transparencia, Daniel Portilla, ha subrayado hoy que el Ayuntamiento de Santander está trabajando “con diligencia y responsabilidad” para la renovación de la concesión del Balneario de la Magdalena con todas las garantías y cautelas legales y respetando los tiempos que la legalidad exija.

De esta manera, Portilla ha rechazado “las urgencias que le han entrado de repente” al portavoz del PRC, José María Fuentes Pila, por un asunto por el que no se había preocupado hasta ahora.

Según ha explicado el edil, “el equipo de gobierno lleva meses trabajando para renovar esa concesión y para hacerlo en condiciones competitivas” y “no se va a dejar llevar ahora por las prisas de los regionalistas”.

En este sentido, ha afirmado que la explotación de las instalaciones del Balneario de la Magdalena se licitará “tan pronto como la legalidad lo permita”, porque el Ayuntamiento no puede licitar ese servicio sin tener previamente la concesión, o por un tiempo superior al que lo tiene concesionado.

Además, Portilla ha destacado que antes de volver a licitar la explotación del establecimiento el Ayuntamiento tiene que velar por que la concesión sea competitiva y contar con garantías para la continuidad de la actividad.

“El señor Fuentes Pila puede quedarse tranquilo, porque nosotros sí velamos por los ciudadanos y trabajamos por generar oportunidades de empleo y de negocio en la ciudad, pero no a cualquier precio o condiciones, ni saltándonos la legalidad”, ha apostillado.

Respecto al valor de la concesión, ha aclarado al portavoz regionalista que depende de los baremos y fórmulas legalmente previstos, que se basan, entre otros aspectos, en el valor catastral, y “no lo decide arbitrariamente ningún ministro y, mucho menos, el de Fomento, que no es el responsable de Costas ni el titular de Medio Ambiente, aunque Fuentes Pila, dada su obsesión por atacarle, se olvide incluso de cuál es el área que gestiona”.

El concejal de Patrimonio, Contratación y Transparencia ha insistido en que el equipo de gobierno está trabajando con responsabilidad para la renovación de la concesión en las mejores condiciones para el Ayuntamiento, para la ciudad y para el concesionario final de la instalación.

Para ello, ha señalado que se iniciaron los trámites para la prórroga de la concesión existente con Costas en abril del pasado año y, desde entonces, se han sucedido contactos con dicho departamento y con otros órganos administrativos para avanzar en las negociaciones.

“El equipo de gobierno fue previsor y se puso a trabajar con antelación en esa prórroga, para la que aún queda tiempo, porque todavía no ha expirado. Y también ha sido responsable, porque no sería lógico licitar una nueva explotación para el establecimiento mientras no haya garantías de su continuidad”, ha resumido.

Además, ha apuntado que el Ayuntamiento también se está coordinando con Costas para que las obras de estabilización de las playas de la Magdalena, Bikinis y Los Peligros no intercedan con el desarrollo de esta actividad.

Por último, ha resaltado que el equipo de gobierno seguirá trabajando para que las instalaciones reabran “cuanto antes y con las máximas garantías”, y lo hará “con rigor, con seriedad y con lealtad institucional, hablando con los interlocutores que tienen las responsabilidades en este área”.