Por ahora solo Cataluña impone la obligatoriedad del uso, incluso con distancia de seguridad. Mientras tanto el presidente de Cantabria pide que todos seamos agentes de sanidad y vayamos por la calle indicando a los bípedos con apariencia humana insolidarios y con masa encefálica plana que se tapen naríz y boca.

La mascarilla naso bucal o NASOBUCO

La mascarilla naso bucal o NASOBUCO llamado en Cuba es el mejor instrumento para prevenir la expansión de la Covid 19.

El sentido común lo decía pero en España hemos tenido que superar los 40.000 muertos para que un gobierno autonómico imponga, desautorice a Fernando Simón e imponga el uso obligatorio para todo el mundo.

Cataluña se adelanta a lo que el resto de Comunidades Autónomas acabarán aceptando y algún día Fernando Simón, el responsable de la comunicación en esta pandemia, nombrado por Mariano Rajoy, debería plantearse su dimisión por transmitir a los españoles la desconfianza hacia el uso de la mascarilla.

Ya hemos olvidado cuando el eminente epidemiólogo desaconsejaba su uso generalizado, según dijo 20.000 muertos despues, por no haber suministro en las farmacias.

En este momento en todas las ciudades españolas las podemos encontrar en todas las tiendas de tejidos pues el pueblo ha reaccionado confeccionandolas.

Precísamente esa fue la indicación de Simón debería haber dado en el mes de Marzo, como se hizo, por ejemplo en Cuba, sin ir mas lejos, con este video.

Asumo que la mascarilla no es la solución al 100% de la extensión de la difusión pero evidente,mente si es una barrera muy importante que hoy solo, personas insolidarias a las que no les importe el semejante, pueden defender el no uso de una prenda que ha llegado para quedarse mucho tiempo.

El president de la Generalitat Quim Torra ha anunciado en la sesión de control en el Parlament que la mascarilla será obligatoria en Cataluña, incluso cuando se pueda mantener la distancia de seguridad. La medida entrará en vigor este jueves con su publicación en el DOGC, cuando se conocerán además los detalles.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha valorado positivamente la medida. «No me parece mal, si al Govern le parece oportuno, que refuerce esta medida», ha señalado.

En declaraciones a Catalunya Ràdio que recoge Efe, Illa ha recordado sin embargo que, por norma general, «el uso de la mascarilla ya es obligatorio» excepto en casos especiales por prescripción médica. Pero «si en Cataluña quieren dar un paso más, no tengo nada que decir», ha añadido.

Tragando las palabras

El Ministro Illa se ha tenido que tragar sus palabras pues nada ha cambiado en el virus desde que desaconsejaba el uso masivo de la mascarilla. Lo único que varió fue el número de infectados y el número de muertos.

Algún día el ministro de Sanidad debería pedir perdón a todos los españoles y cesar a Simón, que llegó a pedir en Febrero en la Unión Europea que se bajase el grado de peligrosidad de la Covid 19.