Podemos interpelará el lunes al consejero de Educación, Cultura y Deporte por los motivos que justifiquen, “si es que los hay”, la injusticia y desigualdad de oportunidades a las que se enfrentan las familias cántabras en relación a las cantidad que deben abonar para que sus hijos e hijas dispongan de los libros de texto necesarios. Además, quieren saber qué medidas está tomando la consejería de Educación o va a tomar “para terminar con esta situación, a todas luces inaceptable”.

 

“Queremos saber –ha dicho Verónica Ordóñez- por qué se ha incumplido el acuero con la FAPA, con el Consejo Escolar y con Ciudadanos, no entendemos como en una comunidad autónoma en un tema como la educación, en el que hablamos de igualdad de oportunidades, se esté dando la situación de que en un mismo municipio, dependiendo del colegio las familias, independientemente de sus rentas, estén pagando más, menos o nada por unos libros de texto que deberían estar garantizados”.

 

A pesar de que, si nos atenemos a la legislación vigente, la enseñanza en las etapas obligatorias debiera ser gratuita para todas las personas que las cursen (y esto incluye la gratuidad de los recursos que se necesitan para estar escolarizado, entre ellos los libros de texto), “desafortunadamente en Cantabria aún no lo es”.

 

La Administración educativa cántabra ha ido dando algunos pasos en dirección a la gratuidad total de la enseñanza en esas etapas, por ejemplo ofreciendo ayudas individuales a las familias para la compra de libros de texto, libros que pasaban a ser, automáticamente, de propiedad privada. En esta legislatura, estas ayudas han sido sustituidas por bancos de libros públicos que permiten reutilizarlos de un curso para el siguiente, una práctica que apoyamos porque supone una austeridad sensata que va en contra del insostenible “usar y tirar” y, en definitiva, nos permite ahorrar dinero público y no despilfarrarlo.

 

ESCUCHA AQUÍ LA RADIO DE SANTIAGO DE CUBA