La propuesta de Podemos sobre la Residencia Marcano en Santander me alarma. La desinformación y manipulación que los partidos políticos trasladan a la ciudadanía está llegando a límites inadmisibles.

¿Es que Podemos no sabe que La Pereda (Redidencia de Tiempo Libre Marcano) no es apta para albergar a ninguna persona?

¿Es que Podemos no sabe que La Pereda fue desalojada por el peligro que sus residentes estaban asumiendo hace años?

En realidad el problema tiene su base en la nefasta política de comunicación que tuvo el PP en Cantabria.

Podemos debería haberse informado en Patrimonio sobre el estdo de ese edificio y hubiera conocido que es un edificio revestido por un elemento altamente cancerígeno como es la uralita de amianto y que el mayor problema que presenta es precisamente la retirada y almacenamiento de este elemento.

Los mayores allí alojados estaban viviendo en un bunker de amianto, algo que en los años 60 se desconocía pero que en el siglo XXI es inadmisible. ¿Sabían este dato los familiares de los mayores que allí vivían con grave riesgo para su salud? ¿Nadie se lo explicó? ¿Por qué razón no se hizo público? ¿Por qué razón el PSOE y el PRC se manifestaban junto a los familiares pidiendo el mantenimiento de los mayores en un lugar forrado de amianto?

Precisamente la devaluación del lugar se debe a que la retirada, por una empresa especializada en ello, su posterior traslado y el almacenaje de este material cancerígeno en un vertedero adecuado para este material, se eleva a 2 millones de euros, gasto que deberá asumir quien se haga cargo del edificio pues sanidad no admitiría hoy en día que nadie habitase ese bunquer de amianto.

Las empresas que aspiran a hacerse con ese edificio tan solo tienen la opción de retirar ese material, derruir el edificio y construir uno nuevo.

Según mi información una empresa vasca y una japonesa, pretenden, precisamente, construir una nueva residencia para mayores ya que el cambio de uso del lugar sería bastante problemático.

Como es posible que Podemos pretenda reutilizar La Pereda para albergar a personas dependientes. Evidentemente Podemos no se entera de la realidad, no quiere o no sabe enterarse de la realidad.

Y si entramos en las condiciones habitacionales del actual edificio podríamos escribir un libro pero baste con señalar que las habitaciones no cumplen con los requisitos que hoy se exije a cualquier residencia de mayores pues la remodelación que hubo que hacer para colocar la calefacción que el edificio no tenía obligó a realizar unos escalones inaccesibles para muchas personas dependientes…

¿Nadie ha estudiado la incidencia del cancer entre las personas que allí murieron? ¿Quien se haría responsable si se estuia este hecho?