Podemos Cantabria muestra su más rotunda condena y repulsa ante la agresión sexual sufrida por una mujer en Santander, y por otro caso de abusos sexuales continuados a una mujer en Castro Urdiales, y anima a la ciudadanía a mostrar su rechazo más profundo ante la violencia contra las mujeres. Nuestro objetivo es que las mujeres que sufren agresiones sexuales se sientan más arropadas para denunciarlo, y no sólo para denunciar una violación con penetración, sino para denunciar todos los abusos, violencias o situaciones incómodas, que son escalones que conducen hasta la violación.

Como sociedad no podemos bajar nuestro nivel de tolerancia ante cualquier agresión sexual, y debemos comprometernos a que sean erradicadas todas las formas de violencia contra las mujeres que no respetan que el cuerpo de la mujer es territorio soberano exclusivamente de ella. Y exigimos que a nivel institucional se den pasos para que haya mejor acompañamiento institucional para que las mujeres que se sientan violentadas puedan denunciar, y al denunciar no se conviertan ellas en las investigadas, sino que exista una ayuda, acompañamiento y protección a la víctima.

Podemos Cantabria también quiere destacar el trabajo de concienciación que realiza el movimiento feminista, denunciando que las agresiones sexuales son situaciones intolerables, y haciendo que hoy sea mucho menos defendible minimizar el alcance y la importancia de este asunto. Falta por unirse a ese compromiso los actores políticos y sin duda, los medios de comunicación que son quienes más son capaces de producir un tipo de arquetipos sobre la relación entre mujeres y hombres. Todo este trabajo conjunto tiene un objetivo muy concreto: queremos vivir en un país donde las mujeres no tengan miedo.