La formación considera que los datos hechos públicos hoy por el Consejo General del Poder Judicial son “demoledores”. El diputado de Podemos, José Ramón Blanco, ha valorado hoy el Informe sobre los efectos de la crisis en los órganos judiciales que elabora el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, que ha sido difundido hoy con datos del cuarto trimestre de 2017 y de todo el ejercicio.

Para Podemos es inconcebible que Sota diga que Cantabria “va bien” cuando hoy conocemos que Cantabria fue la única comunidad autónoma donde aumentaron los procedimientos de ejecución hipotecaria  hasta 29 y se produjeron 705 desahucios: 165 por ejecuciones hipotecarias, 505 por impagos de alquiler y 35 por otros motivos. Además, el informe arroja más datos “demoledores” como que se han incrementado los procedimientos por despido en un 2,2%, aumentan los concursos declarados por el Juzgado de lo Mercantil que ascienden a 47 y se incrementa en un 66’7% el número de empresas concursadas que entran en liquidación, dato que contrasta con la media del país que registra una disminución del 12,8%. También crecieron en 2017 los despidos en un 2,2% con un total de 1.506 demandas.

Ante estos datos “en los que las personas son echadas de sus casas, son echadas de sus trabajos, pierden sus empresas, es una vergüenza que este gobierno tenga la desfachatez de salir a decir que Cantabria va bien”. Blanco ha reclamado hoy la “necesidad urgente” de unión de todas las fuerzas progresistas de Cantabria para “echar a Revilla y su PRC, y al PSOE del Gobierno de Cantabria, que ha demostrado ser incapaz e incompetente, que nos ha hecho perder una legislatura y, lo que es peor, “está allanando el terreno para que vuelva el PP con la peor muleta de Ciudadanos. Con ellos volverán los recortes en servicios sociales, en educación, seguirán con el camino emprendido de privatizar nuestra sanidad, la implantación del céntimo sanitario, la ruptura del consenso con la sociedad… lo que harán que la recuperación de Cantabria sea imposible rematando con sus políticas las vidas de los cántabros y cántabras”.