La Guardia Civil desmantela una plantación de marihuana dirigida a una asociación cannábica de Santander

Se encontraba en una cabaña con alarma y sensores de movimiento, en una zona boscosa, abrupta y que solo se podía llegar a pie en Riotuerto.

La Guardia Civil ha procedido a instruir diligencias en calidad de investigado a un hombre de 43 años y vecino de Santander, como presunto autor de un delito contra la salud pública, al considerarle responsable de un cultivo de marihuana con 735 plantas en el interior de una cabaña de la localidad de Riotuerto.

El detenido es el presidente de una asociación cannábica de Santander, y de lo investigado se deduce que el cultivo de de las plantas estaría dirigido a la citada asociación.

La Guardia Civil de Valdecilla-Solares comenzó una investigación el pasado mes de mayo al tener sospechas de la existencia de una plantación de marihuana en la localidad de Riotuerto, y que la misma podía estar relacionada con una asociación cannábica de Santander.

Conocer la ubicación de la casa no fue fácil, centrando finalmente las sospechas sobre una situada en una zona boscosa y abrupta, de difícil acceso y sin posibilidad de llegar en vehículo a la misma.

Con alarma y sensores de movimiento

Centrada la investigación sobre la citada casa tipo cabaña de dos plantas, se pudo saber que la misma tenía instalada un sistema de alarma conectada con un servicio de seguridad, averiguando posteriormente que también contaba con sensores de movimientos.

Ante diferentes evidencias el pasado viernes los agentes procedieron al registro de la cabaña, encontrando la misma acondicionada para el cultivo y crecimiento rápido de las plantas de marihuana, teniendo en la planta baja las plantas en crecimiento y la de arriba para la producción de esquejes y selección de las mismas.

Además se encontró un complejo entramado eléctrico, con material en reserva, como bombillas, para que la plantación no parase de funcionar ante incidencias.

Tras el recuento de las plantas, fueron intervenidas 735, han dado un peso bruto superior a los 22 kilos. Igualmente se encontró 1,5 kilos de marihuana seca y lista para su consumo.

Por estos hechos se procedió el mismo día 14 de junio a instruir diligencias en calidad de investigado al presidente de la citada asociación al considerar al mismo presunto autor de un delito contra la salud pública y responsable del cultivo.