La Asociación de Turismo Rural presenta el “Plan estratégico frente al Covid 19” para afianzar el uso seguro de sus establecimientos y generar confianza en los viajeros.

Establece las medidas de prevención e higiene recomendadas por la Secretaría de Estado de Turismo y el ICTE en los alojamientos asociados.

La ATRC aboga por ayudas regionales para sufragar los gastos de implementación de las medidas y confía en que se concreten más los protocolos sanitarios en caso de eventuales casos positivos en sus instalaciones.

Los establecimientos podrán contar con un certificado de turismo seguro expedido por el Instituto de Calidad Turística y con un distintivo de alojamiento responsable otorgado por la ATRC.

La Asociación de Turismo Rural de Cantabria ha elaborado el Plan Estratégico frente al COVID-19 con el objetivo de ofrecer las máximas condiciones de seguridad y salubridad a los viajeros en sus instalaciones. Se trata de una guía de actuación tras numerosas reuniones con responsables de las administraciones, de entidades y profesionales del sector.

De todo ese trabajo desarrollado en los meses anteriores se desprenden actuaciones en tres direcciones fundamentales: la información, formación e implementación de normas de seguridad higiénica y sanitaria; la seguridad jurídica sobre las reservas y estancias ante una eventual situación de Covid-19 y la promoción de destino seguro y responsable del Turismo Rural de Cantabria.

 Medidas en coordinación con el ICTE y la Secretaría de Estado de Turismo

Siguiendo las recomendaciones elaboradas por el ICTE, Instituto de Calidad Turística Española, basadas en las normativas sanitarias, la ATRC ha realizado una continua labor de asesoramiento a los asociados sobre las herramientas y formación que necesiten para aplicar dichas directrices. Por ello, se ha creado una plataforma digital de productos de prevención idóneos, cumpliendo todos ellos las normas UNE que establece el Boletín Oficial del Estado.

También se imparte el cursoMedidas para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-coV-2” que capacita a los empresarios en la correcta implantación de medidas de prevención frente al Covid-19. Está basado en las guías para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-COV-2 elaboradas por la Secretaría de Estado de Turismo en coordinación con el Ministerio de Sanidad y contienen especificaciones de servicio, limpieza y desinfección, mantenimiento y gestión del riesgo para los diferentes subsectores del sector turístico. En su elaboración ha participado la ATRC. En Cantabria está dirigido por Adok Certificación, entidad homologada por el ICTE.

La Asociación de Turismo Rural apoya por otra parte la adquisición de instrumentos higiénico sanitarios, tanto de protección individual destinados a trabajadores y viajeros: mascarillas, hidrogeles y guantes, como de apoyo a las tareas de desinfección: máquinas de ozono y de vapor. La ATRC gestionará los pedidos a modo de central de compras, ofreciendo precios fijados con las empresas proveedoras, todas ellas radicadas en Cantabria. Todos los productos cuentan con las especificaciones y homologación previstas en las normas exigidas por el Ministerio de Sanidad y para su correcto uso se ha elaborado un vídeo tutorial de uso interno dirigido a los empresarios y personal. También, se elaborará un listado de modelos tipo de planes de contingencia.

Nuevos distintivos para generar confianza

Dado que uno de los objetivos de las normativas y recomendaciones sanitarias es que los establecimientos reúnan las condiciones y se genere confianza en los viajeros, la ATRC pone en marcha un nuevo signo identificativo. Una vez el propietario del establecimiento haya cumplimentado las medidas de prevención de contagios recomendadas por el Instituto de Calidad Turística de España, la Asociación de Turismo Rural le otorgará gratuitamente el distintivo de alojamiento responsable y seguro que podrá exhibir en la puerta de entrada.

Los empresarios que quieran obtener el Certificado de Turismo Seguro que ha creado el ICTE recientemente, obtendrán un precio mejorado mediante convenio entre la ATRC y la empresa auditora. Cabe recordar que la junta directiva del Instituto de Calidad Turística decidió crear el sello turístico “Safe Tourism Certified” como marca de garantía y certificación de implantación del Sistema de Prevención de Riesgos para la Salud frente a la COVID-19. Las empresas, organizaciones y recursos turísticos podrán incorporarlo voluntariamente superando una auditoría.

Ayudas al empresariado de turismo rural

La aplicación de estas medidas preventivas y la adquisición de nuevos instrumentos y sistemas de protección supondrá una inversión media añadida de 2.000 euros en cada establecimiento. Por esta razón, la Asociación de Turismo Rural plantea a la Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo del Gobierno de Cantabria que establezca una línea de ayudas, que podrían ser subvenciones a fondo perdido, que permitan a los empresarios costear unos gastos sobrevenidos por causa de fuerza mayor y que ahora resultan indispensables para reanudar su actividad.

Seguridad jurídica y cláusula Covid-19

El “Plan Estratégico frente al Covid-19” también contempla la situación que pudiera generarse si eventualmente se conociera un caso positivo entre los viajeros o alguno de ellos presentase síntomas compatibles con la enfermedad en uno de los alojamientos. En esta circunstancia los Servicios Jurídicos de la Asociación de Turismo Rural aconsejan a sus asociados acogerse a lo que han denominado “Cláusula Covid”. Esto significa que, en coordinación con la Autoridad Sanitaria, se notifique el hecho, al tiempo que el viajero concluya su estancia en dicho alojamiento, sin perjucio económico para él.

La ATRC espera que próximamente se hagan más concretas las recomendaciones o protocolos de actuación por parte de la Autoridad Sanitaria ante la existencia de un posible cliente alojado con síntomas compatibles con el coronavirus y las posibles consecuencias, tanto sanitarias como de gestión del establecimiento.

Promoción de destino seguro y responsable

 La Asociación de Turismo Rural va a seguir promocionando el destino Cantabria como ha venido realizando en los últimos años, si bien en este momento debe poner en marcha campañas específicas que generen interés y confianza en los viajeros, incluyendo argumentos relativos a las medidas de seguridad e higiene. Entre las previsiones elaboradas destaca una campaña a través de Google y en medios nacionales generalistas y especializados durante un año, basando su reclamo en el lema ya escogido por la Dirección General de Turismo, “Cantabria, sin ir más lejos” y apoyado en vídeos promocionales de producción propia y con la difusión en redes sociales, en las que ya se cuenta con cerca de 40.000 seguidores, atrayendo el tráfico a la web institucional donde realizar las reservas.

El objetivo es mostrar, principalmente al viajero nacional, el turismo rural de Cantabria como un destino cercano y seguro, con una oferta muy variada y de calidad, donde abundan los grandes espacios y es posible disfrutar en familia de la naturaleza, monumentos emblemáticos, magníficas playas no masificadas y de una rica gastronomía. Además, nuestros alojamientos realizarán una labor de paquetización de producto turístico añadiendo al alojamiento diversas experiencias a coste reducido.

La ATRC ha venido participando en los encuentros a los que ha sido convocada por parte de las administraciones, ya sea el Gobierno de Cantabria o la Secretaría de Estado de Turismo, y ha solicitado participar en otros para aportar medidas y plantear las dudas de los empresarios. También, ha participado de forma muy activa en las sesiones del grupo de trabajo de las distintas asociaciones de Cantabria con el fin de elaborar una propuesta conjunta de actuación que fue presentada a la administración regional y que recoge 64 puntos orientados a la reactivación del sector.

Con todo este trabajo realizado y con el Plan estratégico frente al Covid-19 la Asociación de Turismo Rural se siente preparada para afrontar una campaña veraniega distinta, pero necesaria.