La concejala de Economía, Hacienda y Empleo, Ana González Pescador, ha afirmado hoy que el grupo municipal socialista es “el mejor aliado del bipartito PRC-PSOE contra la ciudad” y se ha convertido en el “el mayor adversario de los santanderinos y de sus intereses”.

A su juicio, al portavoz socialista, Pedro Casares, “lo último que le preocupan son los vecinos” a los que debiera representar, y “lo único a lo que se dedica es a ejercer de vocero del Gobierno y a obstaculizar cualquier proyecto o inversión de mejora en la ciudad”.

La concejala ha opinado que Casares, “llevado por su estado de crispación permanente, llega a rozar el ridículo” al acusar al equipo de gobierno santanderino de subir los impuestos, “cuando los ciudadanos saben perfectamente que es al contrario”.

“Los que están realizando subidas de impuestos son sus compañeros y socios del Gobierno regional que, no conformes con el incremento del IRPF que aplicaron nada más llegar al Ejecutivo, amenazan con una nueva subida de impuestos para el próximo año”, ha apostillado González Pescador.

Frente a esto, ha contrapuesto la política del equipo de gobierno de Santander, que está desarrollando una política fiscal de apoyo a las familias y estímulo de la actividad económica que supone ya un ahorro acumulado de 33,1 millones de euros desde el año 2009 para los vecinos y las empresas.

La responsable de Economía y Hacienda ha destacado que el Ayuntamiento seguirá en esa misma línea el próximo año, con nuevas medidas fiscales que supondrán un ahorro adicional de más de 3,4 millones de euros y que se suman a todas las bonificaciones y exenciones existentes ya, de las que se benefician en la actualidad cerca de 60.000 santanderinos.

Entre las medidas planteadas para el próximo año, ha recordado que se incluye una rebaja del 0,6 % en la tasa de agua y alcantarillado, la congelación del resto de tasas y precios públicos –que también se congelaron este año, tras la rebaja de 2015-, una bonificación del 75 % del impuesto de obras incluidas dentro del ámbito del Área de Regeneración y Renovación Urbana del Cabildo de Arriba, y la exención de la tasa urbanística en la construcción de viviendas en esta zona.

Asimismo, se ha solicitado al Ministerio de Economía una nueva rebaja de los valores catastrales, del 10 %, que tendrá efectos directos en los recibos del IBI y la plusvalía, para “seguir contrarrestando el catastrazo impuesto por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero”, ha agregado González Pescador.

En este sentido, la concejala ha censurado “la poca memoria” del portavoz del PSOE y ha recalcado que el equipo de gobierno santanderino “no ha escatimado esfuerzos para revertir los efectos de esa medida y para reducir su impacto para las familias de la ciudad”.

Así, ha recordado que el Ayuntamiento ha reducido un 17,6 % desde 2009 el tipo impositivo del IBI –la única parte del impuesto sobre la que puede actuar la administración municipal- y se sitúa hoy entre los más bajos de las capitales de provincia españolas.

Además, tan pronto como ha sido posible, una vez cumplidos cinco años desde la revisión catastral del Gobierno de Rodríguez Zapatero, solicitó la reducción de los valores catastrales, que ya se ha aplicado en un 15 por ciento este año y se ha vuelto a solicitar, en un 10 % adicional, para 2017.

Por último, González Pescador ha señalado que Casares “debería sonrojarse” al hablar de empleo, cuando “su única aportación a favor de los desempleados santanderinos ha sido la de oponerse a pedir apoyo económico” al Gobierno de Cantabria para el Pacto Territorial por el Empleo.