Nuestra música. En 2001 realizaba la siguiente reflexión en la portada de una sección musical de nuestra web.

«Bienvenidos al sitio de la música popular tradicional de Cantabria. Desde aquí podrás  conocer varios de los grupos que en la actualidad promueven, interpretan y divulgan nuestra música tradicional, unos ritmos y tonadas que se entroncan con la música tradicional castellana y extremeña a través del ir y venir de los pastores que guiaron sus rebaños de ovejas desde Extremadura a Cantabria en verano y haciendo el camino inverso en invierno.

Nuestra música popular bebe también en las tradiciones marineras, la cadenciosa habanera nos trae reminiscencias de las relaciones que nuestro pueblo tuvo con las antillas.

En la actualidad, nuevos grupos «hijos de la cultura anglosajona que nos vendieron las emisoras de radio en los últimos 20 años» adoptan una instrumentación propia de banda de rock con algún instrumento popular para buscar la conexión perdida de la música que hacían, o podrían hacer, las tribus celtas que formaron el germen del pueblo cántabro, hace unos 3.000 años.

Por desgracia estos sueños románticos están también dirigidos por las multinacionales del disco que tras la imposición de la música pop rok anglosajona impusieron los sonidos «Celtas» como una marca musical más, al igual que en Nueva York , al final de los 60 las discográficas latinas impusieron la marca «Salsa» un término que solo define una sonoridad, una instrumentación y unos arreglos orquestales de piezas tradicionales del Caribe hispano.

La pretendida música Celta de los 70 y 80 es un producto discográfico más, dirigido por el mercadeo (marketing, en ingles) de las multinacionales anglosajonas a los jóvenes «alternativos» para tenerlos en su orbita de consumidores de cultura y productos.

La historia de la música nos enseña que cada tiempo tuvo su música y que cada música su autor y la música que durante, al menos 500 años, nuestros mayores han interpretado en sus reuniones, fiestas y celebraciones es la que ahora realizan solistas como Benito Diaz «El Chaval de Cabuerniga», Chema Puente, Begoña «La panderetera de Cantabria» y otros grandes autores e interpretes  que tenemos el orgullo de poder conocer en vida, y la obligación, de generar entre los jóvenes nuevos valores de nuestra música tradicional cántabra.

La muerte de Masio fue un mazazo para nuestra cultura que tiene como base la transmisión de historias narradas pero la FUNDACION CULTURAL SON AL SON,  revitalizará nuestra trova en breve.. 

Santander

Nuestra historia musical no estaría completa sin hacer mención a la tradicional Canción del Norte representada por conjuntos músico vocales de ciudad, que adoptaron valses, rancheras, pasodobles, marchas, polcas y otros ritmos para cantar a nuestras ciudades como Los de Puerto Chico, El Cuarteto Piquío, Los Puertochiqueños y actualmente Los Carabelas.»

Hasta aquí este texto que abría una sección en nuestra primitiva web donde dábamos cuenta de todos los grupos que en 2001 interpretaban música tradicional en Cantabria.

Por desgracia la labor de recuperación y divulgación que iniciamos a través de Radio Rabel y Radio Altamira no tuvo el apoyo necesario y desapareció sin que ninguna emisora radiofónica haya recogido el legado.

El siguiente enlace le llevará a descubrir mucho más:

https://web.archive.org/web/20010124051400/http://www.radiorabel.com/tienduca/

Antonio Mora Ayora