Buruaga avisa: no daremos nuestro voto a un presupuesto de recortes que deje tirada a la Cantabria productiva

La presidenta del PP defiende que en 2021 Cantabria necesita un presupuesto para gastar, para invertir, para incentivar la economía, frente a los mensajes de ajuste del Gobierno

Advierte de que si opta por un presupuesto regresivo, Revilla estará dando la puntilla a la economía y condenando al paro y al subempleo a miles de cántabros

La presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha defendido hoy que en 2021 la región necesita un presupuesto para gastar, para invertir, para incentivar la economía, por lo que ha advertido de que su partido no apoyará un proyecto de recortes ni que deje tirada a la Cantabria productiva.

“Yo no voy a firmar la ruina económica de esta región”, ha afirmado Buruaga en una rueda de prensa en la que ha mostrado su preocupación ante los mensajes que están llegando de la coalición de Gobierno PRC-PSOE y, muy especialmente, del presidente Revilla que apuntan a un presupuesto de ajuste, con un importante recorte de las inversiones y de las partidas para incentivar la economía y productiva y crear empleo.

La presidenta ha subrayado que además del mantenimiento de los servicios públicos esenciales, la prioridad del próximo presupuesto y de la legislatura tiene que ser la rápida recuperación de la economía y del empleo y no solo pagar las nóminas y para eso solo hay una receta: que el Gobierno dé el do de pecho elevando el nivel de gasto productivo.

“Ahora es el momento y para eso el presidente puede contar con el Partido Popular, pero no para recortar la inversión y las ayudas a las empresas y los parados, para eso no, porque si Cantabria traga por ese derrotismo no levantará cabeza ni en diez años”, ha dicho.

Según la presidenta, si opta por un presupuesto regresivo, Revilla estará dando la puntilla a la economía y condenando al paro y al subempleo a miles de cántabros. “Sería indignante que el Gobierno regional con más altos cargos políticos de toda la historia de la comunidad dé a los ciudadanos como respuesta a la crisis un presupuesto de recortes”, ha añadido.

La presidenta ha hecho hincapié en que el Gobierno de Cantabria puede hacer un presupuesto para gastar porque hoy no hay en la Unión Europea los frenos ni fiscales ni presupuestarios que hubo en el 2011 y porque hay miles de familias y cientos de empresas que sostienen el tejido productivo esperando.

Y ha advertido al Gobierno PRC-PSOE de que no puede limitarse, como está haciendo ahora, a administrar la pandemia, sino que tiene que gobernar y gestionar, porque la región no puede continuar parada y en modo espera.

Según la presidenta, los Presupuestos Generales del Estado y los fondos europeos son muy importantes para la recuperación, pero no pueden sustituir ni a la política propia ni a los presupuestos de la comunidad, pero el Gobierno aún no ha dado una cifra ni ha movido un solo papel.

Además, ha instado a Miguel Ángel Revilla a exigir la convocatoria de un Consejo de Política Fiscal y Financiera no para entregarse una vez más a Sánchez, sino para conocer de una vez el escenario económico para 2021, exigir garantías sobre las entregas a cuenta y defender una flexibilización de los objetivos de estabilidad presupuestaria, un objetivo de déficit más amplio como el acordado para el País Vasco por el que nunca se le ha visto pelear.

Pero para Buruaga, Revilla tiene que hacer algo más, tiene que descolgar el teléfono para exigir a Sánchez que no congele las pensiones ni el sueldo a los funcionarios públicos, no suba las cotizaciones sociales a los autónomos y mantenga los ERTE en las condiciones actuales, al menos hasta abril de 2021, porque eso es hacer valer su pacto y su voto en el Congreso de los Diputados.

 “Lo advertimos públicamente hoy. Estamos abiertos a escuchar y a dialogar, estamos en disposición de aportar porque tenemos modelo y alternativa, pero el PP  solo apoyará un presupuesto cierto, real; un presupuesto expansivo en gasto público, porque si no gastamos ahora para salir de este profundísimo pozo no sé cuándo está justificado gastar; un presupuesto que blinde nuestros servicios públicos esenciales y un presupuesto dirigido al objetivo de la recuperación, que   impulse la inversión pública y privada y apoye a quienes crean empleo porque de ésta o salimos de la mano de las empresas o no salimos”,  ha resumido la presidenta, quien ha subrayado que si el Gobierno no cuenta con el principal partido de la oposición para diseñar los presupuestos, será responsable al cien por cien de las consecuencias. 

Para Buruaga, la recuperación de Cantabria pasa por recomponer y fortalecer un sistema sanitario público en situación de emergencia y pasa por poner en marcha reformas estructurales que hagan la economía más competitiva y menos rígida; por políticas que apoyen y modernicen el tejido productivo, por eliminar el  gasto superfluo, atraer inversión y dar seguridad y por utilizar el sistema tributario como vector de crecimiento, con bajadas de impuestos.

Así, ha defendido que en 2021, el Gobierno debería bajar los impuestos o, al menos, no subirlos, como ha hecho la Comunidad de Madrid