No sé por qué os lo cuento si lo sabe todo el mundo. Es Vox populi.

A partir del año 19 a.C. los Romanos convirtieron en costumbre el uso del estandarte denominado Cantabrum que habían conocido en sus guerras contra los Cántabros. Hasta tal punto se generalizó su uso que llamaron al porteador Cantabrarius.

La palabra lábaro procede del radical indoeuropeo la- o Lab-, ’el que habla‘, y el sufijo -barum, -brum incluido en la palabra Cantabrum.

No sería disparatado traducirlo por: ‘que habla Cántabro», o bien, ’que habla de Cantabria’.

Dicho ésto ,no sé por qué os lo cuento si lo sabe todo el mundo. Es Vox populi. ¡Buen día de Júpiter !