«No se cómo se mide el éxito pero he encontrado fórmulas para manejar la frustración» Santi Campos

Por Santiago V.M.


Santi Campos, en el centro de la imagen, junto con su banda, Herederos.

El pasado 7 de junio Santi Campos & Herederos presentaron su último trabajo “La Alegría”. Para esta ocasión, en vez de hacer un doble álbum, han creado dos discos complementarios: “La Alegría vol.1” y “La Alegría vol.2” con cuatro capítulos temáticos de cinco canciones cada uno. Musicalmente, su intención personal es que este trabajo discográfico no se parezca a ninguno de los anteriores excepto en lo inevitable y único que tiene la magia de Santi Campos & Herederos.

LA ALEGRÍA:
Capítulo 1. Una educación católica. Habla de la infancia, de la adolescencia, de la educación y sus consecuencias. Este capítulo, como el resto de La Alegría no es estrictamente autobiográfico, aunque tampoco todo lo contrario.
Capítulo 2. El viaje. Es el capítulo más social, y habla de viajar -por obligación o por placer-, de ciudades y los que las habitan.
Capítulo 3. Polizones. Sobre las relaciones afectivas, sobre la necesidad que tenemos de vernos en la mirada de los otros. En definitiva, habla del amor de todo tipo, también del amor propio.
Capítulo 4. Casi un milagro. Sobre el paso del tiempo, el éxito, la frustración, la vejez y la muerte.

En cuanto a las letras, Santi ha intentado que cada canción funcione como ente independiente, pero que también sea parte de un mensaje general, La Alegría como posicionamiento vital basado en la búsqueda de la bondad, sin dejar de lado el humor (blanco y negro), la mala leche ni la protesta.

Después de unos cuantos años, Santi Campos vuelve a conceder una entrevista a alnortedelnorte:

Me llama la atención titular un disco doble dividido en cuatro partes, con algo tan sencillo y simple como La alegría. Encima tú, que siempre has tenido fama de triste ¿No?
Soy un hombre de contrastes, ja, ja, ja…

Hace unos años amenazaste con dejar la música, que ya estabas cansado de esto y que te retirabas. Cumpliste pero no duró mucho más de tres años o así. Hiciste Cojones para regresar, te vienes arriba y ahora sacas un doble. No se… o eres un tío muy impulsivo o tiene que haber cambiado algo de manera muy sustancial…
Claramente soy muy impulsivo e intento ser honesto con ese impulso. Las razones externas por las que quise dejar la música no han cambiado –la falta de silencio en los conciertos, poca afluencia de público, lo difícil que se hace sostener esto económicamente…-, en cambio sí que cambió mi actitud ante mi música y también conseguí componer una serie de canciones que me hacían pensar que no me estaba repitiendo. Ahora, después de haber sacado La Alegría, estoy en una situación parecida a aquella época: o me reinvento o paro. En cualquier caso, ahora no haría ningún tipo de manifiesto en el caso de que tome una decisión tan tajante.

Antes de entrar en materia, cuéntanos un poco el concepto de este disco doble que se divide en 4 partes. ¿cómo sale la idea de hacer algo así?
La idea surge por casualidad, justo en el momento en el que me puse a ordenar las canciones, me di cuenta de que no quería descartar ninguna, y de que se podían agrupar por temática. Lo demás cayó por su propio peso.

Escuchando Cartas o Enid Blyton, el disco en general, no sé si es casualidad o no que haya coincidido casi con tu 50 cumpleaños. Esa mirada atrás, a la infancia, al recorrido vital… ¿Tenías esta necesidad ahora, en este momento o ha salido así? Lo que creo que es indudable es que estás en plena madurez. Yo diría que en el mejor momento de tú carrera.
No he buscado esa mirada retrospectiva, pero estoy seguro de que no es casualidad. Estoy en una edad en la que, si haces música pop, lo habitual es que ya hayas dicho todo lo bueno que tenías que decir, y en la que la gente que te escucha como mucho espera que te repitas dignamente. Yo me niego a eso. Creo que esa visión tan generalizada de que el rock y el pop son cosa de jóvenes viene del complejo de que esta expresión artística es menos que otras y que se cura con la edad. Y también viene de que trabajamos un género relativamente joven en el que existen todavía pioneros vivos. Respondiendo a tu pregunta –me voy por las ramas- no sé si estoy en plena madurez, pero sí que noto que estoy en el mejor momento de mi carrera.

En la primera canción del disco, Cartas, dices “Tengo cartas por abrir que escribí desde el pasado para que me recordaran que siguiera intentando ser la mejor versión de mi”. Bueno, si se trata de eso y viendo cómo te ha quedado el disco, puedes empezar a mandarte mails al futuro que te recuerden seguir siendo la mejor versión de ti. Quiero en unos años otro doble tan cojonudo…
Jajajaja, muchas gracias. La verdad es que me he quedado tan satisfecho que ahora mismo se me hace bola pensar en la posibilidad de hacer otro disco. Me gustaría hacer muchos conciertos con este disco, ya que creo que también estoy en mi mejor momento en ese aspecto.

En Ruido de fondo le pegas un buen “meneo” a la educación católica (Como hiciste en El maestro de Houdini de Amigos Imaginarios). Yo también fui a colegio de curas hasta que me echaron por mal estudiante. Gracias por plasmar en canciones mis pensamientos al respecto. Por lo que veo a ti no te fue mucho mejor…
No, para mí no fue una buena experiencia, se juntó lo que ahora llaman bullying con otras cosas peores, como esa obsesión que tienen los curas con el sexo o cómo consiguen marcar a fuego el maldito complejo de culpa… Y no fui de los más perjudicados de mi clase. Creo que la iglesia católica ha hecho tanto daño durante tantos siglos que debería desaparecer… Como no creo en las soluciones violentas, propongo no aportar más dinero a la iglesia e ignorar a curas y a monjas hasta que desaparezcan por aburrimiento o quiebra (jejeje).

En Los torpes dices “siempre nos ponemos a llorar cuando escuchamos canciones cantadas de verdad” y ¡coño! Mientras la escucho, veo que me está pasando. Entonces me imagino como una mosca en la red, y la araña tiene tú cara. He vuelto a caer. ¿Puedo considerarme del club de Los Torpes?
Eres claramente de ese club, y tu imaginación me da miedo.

En Tatuaje hablas de alguien cargado de miedos e inseguridades. Me identifico bastante con esa canción. (Es de mis favoritas) En este caso no hablas de ti mismo ¿no?
No, en casi ninguna canción de este disco hablo de mí mismo. En casi todas, excepto en un par o tres, soy el narrador, y hay incluso algunas, como es este caso, en las que estoy bastante lejos del personaje. Lo que sí que es cierto es que siempre intento hablar desde la empatía.

Le dedicas una canción a Barcelona que es tu actual residencia. Encima ha sido el single ¿no? Y con vídeo y todo. Has vivido en varios sitios ya. No sé si desde Madrid, Segovia, Castellón se pueden sentir ofendidos. Cuando escuché lo de “esto no es una declaración de guerra, es una canción de amor” pensé que iría sobre el tema político pero no va por ahí. No sé si te interesa hablar todo esto ¿Cómo se viven las cosas desde allí?
No creo que nadie se sienta ofendido por lo que cuento en las canciones, además, Madrid, Castellón y Segovia también están presentes en el disco. La canción sí es política, habla del turismo masivo y borracho, la gentrificación o la despersonalización de las ciudades que antes tenían mucho más carisma.
¿El tema político te refieres a lo que llaman la “situación catalana”? Creo que en ese tema el problema básico está en los políticos y en la prensa, que buscan carnaza desesperadamente y les encanta polarizar. Aquí la convivencia no es complicada, al menos en el sentido que creo que va tu pregunta. La verdadera preocupación de alguien que vive en el Raval es cómo se va a solucionar lo del narco-piso que hay en su portal, y si vives en Sagrada Familia lo que realmente te preocupa es si la progresión de pisos turísticos va a hacer que no te puedas permitir pagar un alquiler en la zona y si se van a callar de una vez los guiris borrachos que están montando jarana debajo de tu ventana.

Creo que en este disco has hecho una canción que es una Sabinada. A mí no me molesta, ya lo sabes, pero quería tocarte un poco los cojones. ¿Sabes cuál es?
No, jajaja. Si lo he hecho ha sido casualidad. No me gusta Sabina. (Es Podría ser peor. La estructura me recuera a ciertas canciones de Joaquín). Bueno, no he escuchado con profundidad a Sabina, la verdad…

Vaya pedazo banda de músicos que te has echado, solo hay que fijarse en la música, en los desarrollos de canciones como Pasajeros o La Alegría. Es algo muy gordo, muy serio.
Sí, son increíblemente buenos. Además, nos conocemos desde hace muchos años, lo que hace muy fácil todo, a nivel musical y también personal. Como anécdota te contaré que este es el primer disco de mi carrera en el que hay canciones en las que no toco ningún instrumento.


De izd a dcha: David Martínez, Alex Vivero, J.J. Extremera, Joel García. Detrás Santi Campos.

Adosados me recuerda de manera irremediable a Marc Parrot, que creo que es un artista también que merecía más repercusión de la que tenido. (Hablo de Música para niños, Música para locos y Rompecabezas… que son los discos que tengo y me parece realmente buenos).
No controlo lo suficiente a Marc Parrot para responder esta pregunta. Creo que me cuesta entrar en su música porque no me llega su voz, que por otro lado es algo que le pasa a mucha gente conmigo. Lo de la repercusión es otro tema, muy espinoso.

Creo que si tengo que elegir una canción de los dos discos, me quedaría con Espejos (con permiso de Vino y Diazepan). Es perfecta joder, parece que te mece, tiene una cadencia cojonuda, los coros en su punto… es redonda. Y luego tiene ese puntillo melancólico que normalmente me acaba pellizcando. Supongo que para ti será más complicado elegir una favorita.
Para mí es imposible. Tal vez, como mensaje, me quedaría con La Alegría… Y musicalmente tengo debilidad por Un Ángel, me gusta mucho la letra, la música y cómo suena mi voz, los coros de Ester…

Dices que esta vez te han atrevido a componer con teclado que es algo que antes no habías intentado. Parece que mucho miedo no tienes porque alguna canción como Casi un milagro la has dejado con solo voz y teclados.
¿Quién ha dicho miedo? Jajaja. Es que antes no sabía tocar el piano y ahora me manejo un poco. Como es un instrumento nuevo para mí, de alguna manera me siento principiante, lo que también de alguna forma me hace sentir más libre de probar cosas y cometer errores.

Ya te lo he dicho en privado. Creo que es el mejor disco de tu carrera (bueno, de Malconsejo solo tengo uno). Lo podría a la altura de Muñecas Rusas. Es la única duda que tengo aunque este tiene el mérito de ser doble además.
Yo también pienso que es el mejor disco que he hecho. ¿Cuál tienes de Malconsejo? El mejor es “Vivir bajo el agua”. (Justo tengo ese)

No entiendo cómo no te ha llegado el éxito, aunque sea mediano, ya no digo masivo. Santi Campos ¿Quién calcula tú valor?
Ahí no te puedo ayudar, no sé cómo se mide ni cómo se llega a eso. Creo que a estas alturas prefiero encontrar formas de manejar la frustración (de eso también va La Alegría) que respuestas a esa pregunta.

Eres un poco como ese artista maldito del que hablas en Afrancesado… Por lo menos las campañas de Crowdfunding te han funcionado bien. Quiero decir, tienes poco público pero les dejas satisfechos, son público fiel.
Espero no ser el protagonista de Afrancesado, porque no me cae muy bien. Él está lejos del suelo y creo que yo no tanto. Respecto a lo segundo, claramente sí que soy un afortunado, tengo poco público pero son muy fieles, sin ellos no podría permitirme hacer los discos con la ambición creativa con la que los hago… Creo que una parte importante del talento, y de la que se habla poco, es el dinero: Si tienes talento y dinero, tienes mucho más talento.

Por otra parte. No sé quiénes son los encargados de la campaña de promoción pero, dentro las posibilidades que habrá (No manejas pasta como los Stones), creo que es muy buena y con mucho gusto. Ya no da tanta sensación de amateur, vamos que puedes tener tus vídeos como el resto del mundo, hacerte tus entrevistas como el resto del mundo, salir en las teles de vez en cuando… Por poner un ejemplo, el vídeo de Podría ser peor… No puede haber algo más sencillo pero con mejor resultado. Es un ejemplo de cuando menos es más. (Por cierto, podría haber hecho el vídeo Luis Tosar que no hubiera notado la diferencia, ja, ja…)
Pues espera a ver el video de “Adosados”, Tosar total, jajaja. La promo la lleva Janet the Planet, es decir, Maite Moreno, una persona con un currículum flipante y con una sensibilidad especial. Disfruta de su trabajo y se nota. La verdad es que me he juntado esta vez con un equipazo: Herederos, Rock Indiana, Candehu, Benja Villegas, Maite…

Y lo hago extensivo a la gente que se ha currado el tema del diseño gráfico.
Benja Villegas, enorme.

Tengo a mi hija de 7 años cantando todas las canciones sin parar, a decir verdad ya lo hacía con Amigos Imaginarios pero ahora más (Yo creo que influye mucho lo que te he dicho tantas veces de lo bien que se entiendo todo lo que cantas, tú pronunciación/dicción…). Es algo que no me cansaré de valorarte. Con Niños Mutantes ha acabado por quemarme el 10. Se obsesionó con ese disco. La Alegría lleva el mismo camino, ja, ja, ja. Jajaja,
Cómo mola que pasen esas cosas. Es curioso que, bastantes veces, gente que me ha dicho que a sus hijos les encantan mis canciones, no me deja de sorprender, porque son unas canciones bastante ásperas. Puede que sea lo de la dicción que dices, o tal vez sea que ellos –los críos- son los que “calculan nuestro valor”.

A partir de ahora ya no solo te voy a pedir que vengas a tocar a Santander, te voy a pedir que hagas un concierto por la mañana para familias y otro al uso por la noche para los de siempre.
Encantado. Siempre que he hecho conciertos con niños, nos lo hemos pasado todos muy bien.

También has recuperado a Ester para algún coro y has hecho algún concierto con Amigos Imaginarios (aniversario Rock Indiana). Ya sabes que me hace especial ilusión que esa llama no se apague del todo.
Esa llama no se apagará nunca, pero sí que puede que se mantenga en barbecho mucho tiempo. Lo que sí que tengo claro es que si me lo pudiera permitir económicamente y ellos quisieran, Ester y Charlie serían también miembros de Herederos, sería bestial el grupo si les incorporáramos

Ir a la fuente
Author: Stoner