Marañón: “PSOE y PRC vuelven a mentir: no sabemos ni cuándo ni cuánto dinero recibirán los afectados por las inundaciones de enero”

  • El diputado de Cs afirma con Mazón (PRC) mintió al avanzar que Cantabria recibiría entre 8 y 9 millones de euros porque “no sabemos ni cuándo pagarán ni qué cantidad será”

“PSOE y PRC vuelven a mentir: no sabemos ni cuándo ni cuánto dinero recibirán los afectados por las inundaciones de enero”. Es lo que ha sostenido el diputado de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento de Cantabria, Diego Marañón, que ha afirmado que lo aprobado ayer por el Consejo es incluir a 48 de los 71 municipios de la comunidad autónoma que habían solicitado ayudas por las inundaciones de enero como “zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil”. “De fechas y de cantidades, nada de nada”, ha enfatizado.

“José María Mazón, el candidato del PRC al Congreso de los Diputados, declaró hace cuatro días que a Cantabria llegarían entre 8 y 9 millones de euros por las inundaciones, más lo correspondiente a los ayuntamientos y las personas físicas que se vieron afectados, que llegan, tarde, pero llegan”, ha recordado Marañón, que se ha mostrado contundente al asegurar que “simplemente, eso es mentira”, porque “no sabemos ni cuándo pagarán ni qué cantidad será”, ya que se trata de una cuestión que, después de que el Gobierno de Madrid estudie las reclamaciones recibidas por los ayuntamientos y las personas afectadas, “tendrá que resolverse en otro decreto-ley”.

Diego Marañón ha subrayado que “estamos hartos de escuchar cómo en el Pleno del Parlamento regionalistas y socialistas se relamen contándonos que Pedro Sánchez cumplirá con Cantabria y nos mandará las ayudas para los cántabros que sufrieron las inundaciones”. “Nos toman el pelo y por idiotas”, ha afirmado el diputado naranja, que ha insistido en que lo aprobado por el Consejo de Ministros es la confirmación de que “tuvimos una situación de emergencia a primeros de año y que es de justicia que el Gobierno ayude a paliar las consecuencias de las inundaciones de enero”.

En su opinión, el hecho de que Mazón saque pecho porque hayan incluido a 48 municipios de Cantabria, dejando 23 municipios fuera, como ‘zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil’, lo que antiguamente se conocía como ‘zona catastrófica’, algo que era, ha dicho, “de absoluta justicia y necesidad, que es lo único que se ha conseguido hasta ahora”, resalta la “claudicación absoluta” del PRC al PSOE de Pedro Sánchez.

Diego Marañón ha indicado que “es cierto” que para recibir esas ayudas hay que declarar las zonas afectadas de Cantabria a través de un Decreto-ley, “tan cierto como que hubo catástrofes posteriores a las inundaciones que sufrimos en nuestra tierra en enero, que fueron declaradas ‘zonas afectadas gravemente por una emergencia de protección civil’ mucho antes y que ya han recibido ayudas económicas”.

“Y como muestra un botón”, ha reseñado el diputado de Cs, que ha recordado que el Consejo de Ministros del 20 de septiembre, a través de un Real Decreto-ley por el que se declaraban ‘zonas afectadas gravemente por una emergencia de protección civil’ las áreas afectadas por los incendios forestales de Tarragona, Madrid y Toledo del mes de junio, las inundaciones en Navarra y Ourense en julio, los incendios forestales declarados en la isla de Gran Canaria en agosto y los episodios de Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) que afectaron a varias comunidades autónomas -en especial, del sureste peninsular- a finales de agosto y a mediados de septiembre, “de forma absolutamente provisional”, estimó el importe de las ayudas en 557,7 millones de euros.

“A esta cantidad habría que sumar 130,2 millones en actuaciones de la Administración General del Estado y 58,4 millones de euros en exenciones y bonificaciones en materia de Empleo y Seguridad Social”, ha explicado Diego Marañón, a lo que ha añadido los 28,06 millones en beneficios fiscales (IAE e IBI). “El impacto presupuestario total rondaría, por tanto, los 774 millones de euros”, ha recalcado.

Por último, Marañón ha calificado de “indecente” el uso de “cuestiones tan sensibles y que tanto dolor han causado” como herramienta electoral, tanto por el PRC de Revilla como por el PSOE de Pedro Sánchez.