Buruaga: no habrá una economía en crecimiento al margen de la mujer. La presidenta ha participado este mediodía en un homenaje del PP de Penagos a cinco mujeres relevantes

La presidenta del Partido Popular de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha afirmado hoy que no habrá una economía cántabra en crecimiento y con oportunidades al margen de la mujer y ha defendido su protagonismo especialmente en el medio rural.

“Tiene que haber protagonismo de la mujer, de la gente joven, de los niños, relevo generacional asegurado, y eso es todavía más importante en nuestra Cantabria rural, donde la alternativa es o apoyar a las emprendedoras o resignarse al avance del desierto”, ha dicho.

La presidenta del PP ha hecho estas afirmaciones durante su intervención en un acto del PP de Penagos de reconocimiento a cinco mujeres relevantes.

Se trata de María Lidia Ortiz, primera mujer candidata a la Alcaldía y concejal del PP en Penagos en la legislatura 1995-1999; María Paz Sal, presidente de la Asociación de Mujeres Rurales CERES y consejera regional de UGAM-COAG; Ana Isabel Fernández, ex vocal del Consejo de la Mujer de Cantabria y ex directiva de Mujeres Ganaderas de Cantabria, y Maria Luisa Media, actual presidenta de la delegación de ARACCUA en Penagos.

A título póstumo, se ha reconocido a Remedios Cobo, elegida primera concejal del Ayuntamiento (UCD) en la primera corporación democrática y concejal hasta 1995.

La presidenta del PP ha advertido de que de la mujer rural depende el porvenir de Cantabria, su equilibrio, su vitalidad y su riqueza, porque la mujer es vida, es capacidad, es arraigo y es solidaridad en todos los lugares, pero mucho más en el entorno rural.

Por lo tanto, ha añadido, hay que apoyar, hay que escuchar, hay que tomar nota de su experiencia y de lo que ellas dicen, porque conocen mejor que nadie las claves del futuro de nuestros pueblos.

Buruaga ha dicho que las mujeres homenajeadas hoy forman parte del grupo de mujeres valientes, excepcionales y pioneras que trabajando duro, especialmente duro en el medio rural, consiguieron cambiar las cosas y ganar un lugar mejor para todas en la sociedad y ha hecho hincapié en que, aunque son muchos los avances conseguidos en el ámbito de la igualdad, la desigualdad persiste, por lo que no se puede dar un solo paso atrás.

“Esta no es una lucha contra nadie, sino a favor de una sociedad mejor, porque el verdadero feminismo es inclusión y la igualdad real un reto y un esfuerzo colectivo que no se puede conseguir sin implicar a la otra mitad”, ha añadido.

Según ha recordado Buruaga, la lucha por la igualdad es responsabilidad de todos, de hombres y mujeres, por lo que la cultura de la corresponsabilidad debe integrarse en la forma de pensar, de actuar y sentir para conseguir cambiar los patrones de conducta.