El senador Javier Puente asegura que la inversión en nuevas tecnologías nos debe hacer salir más fuertes de esta crisis

El senador por Cantabria del Partido Popular, Javier Puente, ha exigido al Gobierno el impulso a la digitalización de las Pymes, con una moción en la que reclama programas para la transformación digital de las empresas. “Necesitamos adaptarnos al nuevo entorno y solo así lograremos ganar en Internet gran parte de lo que se pierde en el negocio tradicional”.

Javier Puente considera que “es esencial respaldar ahora al sector turístico y hostelero de Cantabria para que sean más competitivos en redes. El confinamiento nos fuerza a repensar una estrategia de futuro que nos permita salir más fuertes de esta crisis y por eso hemos exigido en el Senado que unas buenas conexiones a Internet lleguen hasta el último pueblo de nuestra montaña”.

La moción  presentada por el PP tiene claro que el teletrabajo ha venido para quedarse en muchos casos. Por este motivo, es preciso facilitar las conexiones a Internet, así como incentivar aplicaciones para trabajo y gestión de proyectos en equipo. También se necesitan soluciones para almacenar documentos en la nube, soluciones de transferencia de ficheros y comunicaciones por videoconferencia. Este tipo de medidas facilitaría el seguimiento de las recomendaciones de teletrabajo en aquellos oficios que lo permitan y la permanencia en los domicilios.

A juicio de Javier Puente, “las nuevas tecnologías pueden ayudar a dar el gran salto a las Pymes, puesto que han puesto a su alcance herramientas capaces de ayudarles a ganar productividad. Es algo clave para el turismo rural de pequeños municipios o para el sector ganadero y gran parte de los negocios tradicionales de Cantabria”.

“No nos olvidemos asegura el senador por Cantabria que por cada dos puestos de trabajo que se pierden en la economía previa a la digitalización, se crean cinco nuevos empleos en la economía de Internet”.

La iniciativa del Grupo Popular, que se debatirá en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital, insta además al Gobierno a impulsar la

I+D+i+d para conseguir alcanzar un objetivo de inversión pública y privada del 2 % del PIB en el año 2020; y a regular la fiscalidad en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE),  y de la Unión Europea (UE) para evitar la utilización de los entornos digitales como fuente de elusión tributaria.

España se sitúa como una de las economías más dependientes de las pymes de toda Europa, puesto que en España las empresas de menos de 250 trabajadores, las que entrarían en la definición de Pyme, representan el 98% del tejido empresarial. Por lo que “el sostenimiento de nuestra economía se lo debemos a ellas, son el pilar básico que crea el 74% del empleo de nuestro país y suponen el 65% del valor añadido bruto”.

El senador del PP ha indicado que el informe DESI (Digital Economy and Society Index) en relación con la digitalización de las pymes, España ocupa el puesto número 11 de los 28 estados miembros de la UE, con una amplia penetración de la banda ancha pero con un  bajo nivel de concienciación y preparación de la pequeña y mediana empresa  en cuanto a la necesidad de innovar, con un conocimiento muy limitado de los beneficios de la Cuarta Revolución Industrial, y carencia de los recursos financieros y humanos para innovar.