La Guardia Civil interviene más de 2.500 platas de marihuana en los últimos días en Cantabria

  • 11 perros custodiaban una de las plantaciones situada en San Pedro del Romeral
  • La respuesta operativa ha permitido intervenir este año más de 9.800 plantas de marihuana y realizar 47 detenciones o investigados, superando los totales del año 2018.

La Guardia Civil de Cantabria en los últimos días ha desmantelado cinco plantaciones tipo “indoor” en las localidades de San Pedro del Romeral, Escobedo e Igollo de Camargo, Limpias y Adal Treto, procediendo a la intervención de más de 2.500 plantas de marihuana y practicando siete detenciones, todos ellos varones de edades comprendidas entre 25 y 45 años.

Estas intervenciones se realizaron los pasados días 18, 26 y 27 de septiembre, así como el 2 de octubre pasado, sin relación entre ellas pero en el marco de las investigaciones continuas que la Guardia Civil realiza para detectar tanto el cultivo como el tráfico de sustancias estupefacientes.

Varias de las plantaciones tenían en común encontrarse en edificaciones aisladas de las poblaciones, en lugares de difícil acceso, estando preparadas para obtener rendimientos continuos de marihuana durante todo el año.

11 perros guardianes

Por lo intervenido resultó reseñable la investigación realizada sobre una cabaña aislada en zona de monte del municipio de San Pedro del Romeral. Su ubicación fue uno de los puntos que dificultó la investigación, unido al estar custodiada la propiedad por 11 perros.

La plantación se encontraba en una edificación anexa realizada a una cabaña, donde los agentes localizaron una compleja instalación diferenciada en zonas de diferentes fases de crecimientos de las plantas y otra de secado, lo que evidenció la continuidad del cultivo durante todo el año.

En total se intervinieron 1.116 plantas de marihuana, que arrojaron un peso superior a los 22 kilos, de las cuales aproximadamente un tercio de ellas estaban en fase de secado para su posterior distribución. En esta actuación se detuvo a un hombre.

Plantas y cogollos

Otras tres intervenciones se efectuaron en Escobedo e Igollo de Camargo y Limpias, donde además de intervenir plantas de marihuana en proceso de crecimiento, se localizaron otras y cogollos en fase de secado.

Entre una casa aislada en Escobedo y un garaje en Igollo, se intervinieron cerca de 880 plantas, si bien fue significativo que ambas propiedades ya tenían preparados cogollos y marihuana triturada, con un peso que superaba los 2.000 gramos, practicándose tres detenciones.

Por otro lado en una vivienda de Limpias se intervinieron más de 400 plantas de las cuales la mitad aproximadamente se encontraban en proceso de secado, junto con 64 unidades de cogollos, realizando por estos hechos dos detenciones.

Por último la pasada semana se realizó una nueva intervención en una propiedad alquilada en la localidad de Adal Treto, donde en el sotano se intervinieron cerca de 170 plantas en avanzado estado de crecimiento, procediendo a la detención de un hombre.

Mayor respuesta operativa

En lo que va de año la Guardia Civil de Cantabria ha superado los resultados obtenidos contra el cultivo de la marihuana del total del año  pasado, interviniendo más de 9.800 plantas, que han arrojado un peso que superan los 80 kilos una vez secas y desprovistas de las partes no utilizadas como estupefacientes.

Estos resultados son frutos de las acciones investigadoras y preventivas que la Guardia Civil realiza contra el cultivo y tráfico de sustancias estupefacientes en Cantabria, y que están dando unos óptimos resultados.

A estas acciones hay que sumar la colaboración ciudadana con informaciones de personas sospechosas de estas prácticas delictivas.

Como consecuencia de estas intervenciones tanto de la detección de cultivo de marihuana como de tráfico, se han practicado este año 47 detenciones o investigados, habiendo finalizado el pasado año con cerca de 40.

La Guardia Civil de Cantabria continuará con la aplicación de este plan operativo en toda su demarcación en la Comunidad Autónoma.