Marañón: “Los subalternos de los centros educativos son los grandes olvidados de la administración”

  • El diputado de Cs critica que el Gobierno ha hecho caso omiso a las reivindicaciones salariales y laborales de los trabajadores de los centros de Educación Secundaria

 “Los subalternos de los centros educativos son los grandes olvidados de la administración”. Así lo ha señalado el diputado de Ciudadanos (Cs) Cantabria, Diego Marañón, que ha criticado la situación en la que se encuentra el personal laboral subalterno del Gobierno de Cantabria que desempeña su trabajo en los centros docentes de Educación Secundaria, cuyas reivindicaciones sobre mejoras salariales y rejuvenecimiento de plantillas “no han sido tomadas en cuenta” por el Ejecutivo “durante décadas”.

Marañón, que ha registrado una pregunta en el Parlamento que irá a Pleno el próximo día 28, ha criticado que estos profesionales, más de 200, son los únicos trabajadores del Gobierno que no ha tenido una sola mejora económica en los últimos 30 años, con un sueldo que apenas alcanza a los 900 euros, una situación de “agravio y discriminación” con respecto a otros trabajadores de la misma categoría. “Los subalternos de los centros docentes son el empleado para todo, sin que ello se vea reconocido en la nómina, como sí sucede con sectores como Carreteras o Montes”, ha explicado el parlamentario

Los profesionales de los centros escolares son un colectivo “especialmente vulnerable relegado a una categoría residual”, ha dicho, que “lleva años” sin una oferta de empleo público y que “está siendo utilizado” por la administración para derivar a aquellos trabajadores que, por cuestiones de salud, no pueden desempeñar su trabajo en otros puestos.

Además de las mejoras salariales y laborales, los subalternos solicitan que en el próximo convenio colectivo se recoja el reconocimiento de la disponibilidad horaria y el complemento singular de puesto, como ya figura con otros trabajadores de la misma categoría. “El Gobierno tiene en sus manos acabar con el agravio que están sufriendo estos trabajadores, cuyas tareas son fundamentales para el buen funcionamiento de los centros educativos de la región”, ha puntualizado Marañón.