López Marcano considera «un despropósito» el cierre de Peña Cabarga en plena Navidad

Marcano Consejero de turismo y cultura
Consejero de turismo y cultura

El ex consejero rebate las «excusas» de la dirección de Cantur y asegura que la facturación de noviembre y diciembre ha sido «más que competitiva»

El diputado del PRC y ex consejero de Turismo, Javier López Marcano, ha calificado como «un despropósito» el cierre del restaurante de Peña Cabarga «en plena Navidad» y ha rechazado las razones económicas esgrimidas por la empresa pública Cantur, porque según los datos que ha podido recabar la facturación durante el mes de noviembre y en lo que va de diciembre ha sido «más que competitiva».

López Marcano ha lamentado que el Gobierno del Partido Popular «vuelva a desentenderse» de esta instalación turística, a la que ya sometió al «ostracismo» en su anterior etapa al frente del Ejecutivo y ha cuestionado la razón de su «empeño» en «echar por tierra» la promoción de «uno de los atractivos con más potencial e interés de la Comunidad Autónoma».

«Es una auténtica pena que este lugar privilegiado se vea una vez más condenado al olvido por el mismo equipo que lo abandonó entre 2011 y 2015», ha apostillado.

El ex consejero ha puesto en valor la «magnífica trayectoria y el volumen de visitas» que Peña Cabarga ha registrado desde la reapertura del restaurante en febrero de 2022, por lo que ha acusado al Ejecutivo del PP de «echar por tierra la apuesta por la instalación realizada desde entonces por Cantur».

A su juicio, este cierre «tiene todo que ver» con la «pésima gestión de personal» que a día de hoy impera en la empresa pública, la cual ha desviado a los trabajadores a otras instalaciones turísticas para cubrir «a última hora y sin planificación» las necesidades de la campaña navideña que «no había previsto con antelación».

Ante la «pésima imagen» que esta decisión de cierre traslada a los visitantes, López Marcano ha pedido a la Consejería «responsabilidad y rigor» en la gestión de los recursos turísticos públicos. «Echar el cierre en los días de mayor afluencia de visitantes de la temporada de invierno y cuando miles de personas se encuentran de vacaciones y buscan opciones de ocio para disfrutar de Cantabria sólo puede considerarse un error con mayúsculas, más propio de la improvisación y la inexperiencia de gestión que de un Gobierno que presume de la buena marcha del turismo en Cantabria», ha concluido.