El PP dice que la tasa de pobreza demuestra el fracaso de las políticas de izquierda en Cantabria

La diputada Isabel Urrutia avisa de que las políticas del PRC-PSOE solo han servido para crear más desigualdad

El Partido Popular ha asegurado hoy que el incremento de la tasa de pobreza en Cantabria es la demostración del fracaso en la comunidad autónoma de las políticas de la izquierda, que no ha sabido aprovechar el ciclo de crecimiento económico para reducir la desigualdad.

“Otra vez otro mazazo, otro golpe de realidad, otra vez otro indicador que nos dice que Cantabria va mal y el Gobierno no ha hecho ni va a hacer nada para remediarlo”, ha afirmado la diputada del PP Isabel Urrutia, tras conocer que la tasa de pobreza (AROPE) ha crecido casi cinco puntos en un año y es la más alta del norte de España.

Urrutia considera muy preocupante el aumento exponencial de la pobreza en los años de gestión del Gobierno de socialistas y regionalistas. Así, en el año 2015, la tasa AROPE Cantabria era de un 20,4%, 8,2 puntos menos que la nacional, mientras en 2018 llegó a un 25%, cinco puntos más, cuando la media nacional se redujo en 2,6 puntos.

Según la parlamentaria del PP, “mientras España hasta el 2018 reducía su tasa de pobreza poniendo en marcha políticas activas y presupuestos productivos y creando empleo, Cantabria se ha quedado rezagada aumentando su tasa de pobreza a base de parches y sin soluciones”.

Para Urrutia, estos datos son la constatación del fracaso de las políticas de izquierdas en la región, porque el Gobierno no ha sabido aprovechar el crecimiento económico y del empleo y un mayor presupuesto para reducir la desigualdad. “Al contrario, solo han servido para crear más desigualdad y que la brecha sea mayor entre los que peor lo están pasando”, ha apostillado.

“Lejos de poner en marcha acciones para dar proyectos de vida a las personas que necesitan ayuda del Gobierno para integrarse en la sociedad, han puesto parches durante cuatro años para decir que estaban ayudando con subsidios a esas personas sin integrarlas en la sociedad y sin darles oportunidades y un proyecto de futuro”, ha dicho.

Según ha explicado, cuatro años después la desigualdad es mayor porque la izquierda ha centrado el esfuerzo en la emergencia y no en la integración social, y ha despreciado el Plan de Acción para la Inclusión Social que recogía ejes en todos los ámbitos y acciones de todos los departamentos del Gobierno para sustituirlo por un Plan de Emergencia que ha resultado ser “pan para hoy y hambre para mañana”.

Urrutia ha puesto como ejemplo que el Gobierno destine anualmente más dinero a la Renta Social Básica que a las Políticas Activas de Empleo que, además, son las primeras que recortan.

Y ha advertido de que para lo único que han servido los cuatro años de la pasada legislatura ha sido para que el Gobierno de izquierdas de Cantabria hiciera números y política carroñera con las personas que peor lo están pasando en lugar de buscar su integración y romper esa desigualdad, porque la izquierda que nos gobierna en Cantabria, ha añadido, ha utilizado la pobreza como arma arrojadiza contra el Gobierno anterior del PP y contra el Gobierno nacional también del PP”.

“Ahora los datos demuestran que la herencia que el actual Gobierno recibe, que es la suya, da como resultado un aumento de la pobreza en Cantabria y de la desigualdad, porque lo único que ha hecho es vivir de las herencias y de las políticas de los gobiernos del PP. Sus hechos nos dicen que solo utilizan la pobreza para enarbolar la bandera social, pero no para trabajar”, ha concluido.