Uno de los tres detenidos era menor, y estaba fugado de un centro de menores, donde se encontraba internado por orden de la Fiscalía de Menores al haber delinquido anteriormente

Agentes de la Policía Nacional en colaboración con agentes de la Policía Local, han detenido el pasado día 18 de octubre a tres varones, K.L., y  B.E.L., ambos de  18 años, y a un menor de edad, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en un establecimiento de la ciudad de Santander.

En la noche del día 17 de octubre, el propietario de un local de hostelería, llamaba al 091 ya que un vecino le había informado de que unos jóvenes estaban tratando de entrar en su negocio.

De forma inmediata, se presentó en el lugar una patrulla del Grupo de Atención al Ciudadano, G.A.C., quienes se entrevistaron con el testigo obteniendo de él la descripción de los sospechosos. Éste les narró que tras escuchar unos ruidos sospechosos, observó a tres chicos huyendo de la zona.

Al presentarse el propietario del local, pudo comprobar que aunque no habían logrado acceder a su interior, una de las ventanas se encontraba fracturada.

Efectivos de la Policía Local de Santander acudieron al lugar, indicando que habían localizado a tres jóvenes que se correspondían con la descripción de los sospechosos, en una vía pública cercana escondidos tras unos vehículos.

Por parte de los agentes de Policía Nacional y Local, se procedió a la detención de los tres varones como presuntos autores de un robo con fuerza en establecimiento.

Los detenidos mayores de edad, fueron puestos a disposición judicial, mientras que el menor de edad, fue reingresado en el Centro de Menores por orden de la Fiscalía de Menores.