La musicoterapia funciona, la ciencia lo ha confirmado

¿Conoce usted la canción húngara Gloomy Sunday?  Szomorú Vasárnap es su título original y Domingo siniestro sería su nombre en español. Es una canción triste y melancólica y, mientras sonaba en las emisoras de Budapest, una ola de suicidios recorrió la ciudad. 
Al percatarse de la coincidencia, las autoridades decidieron prohibir su difusión en la radio. De hecho, la cadena BBC británica la prohibió durante décadas. Incluso el compositor de la canción, Rezső Seress, años después también puso fin a su vida arrojándose desde una ventana en su casa.

Esta historia es una de las increíbles demostraciones del efecto tantísimas veces subestimado de la música sobre la salud.

Usted me dirá: “¡Por supuesto, si somos sensibles a ella, una melodía triste nos pondrá tristes y, una alegre, contentos!

Y yo debo decirle que eso es cierto. Pero la clave está en saber que la explicación a este fenómeno es de orden biológico, ¡y que puede tener unos efectos espectaculares!

Espectaculares para lo malo (como en el caso de la triste canción húngara), pero también para lo bueno e incluso para lo mejor… como por ejemplo ayudando en la lucha contra el cáncer y otras enfermedades.

Se sorprenderá al conocer en Salud AlterNatura en qué medida efectivamente la música es capaz de influir en nuestras células y proteínas y, en definitiva, en nuestra salud.

Emmanuel Duquoc, uno de nuestros colaboradores, le explica el proceso que viven niños, hombres y mujeres en su batalla contra el cáncer contando con unos aliados inesperados: ¡la música y el canto!

Pero, por favor, no ponga en mi boca cosas que yo no he dicho. Por supuesto no estoy diciendo que cantar cure el cáncer, ni que lo haga la música por sí sola. Lo que estoy diciendo (y no lo digo yo, sino más de una decena de investigaciones recogidas en publicaciones científicas de primer nivel), es que la música tiene unos efectos fisiológicos reales y tangibles. Y que por lo tanto pueden ayudar en la recuperación de enfermedades con resultados concretos.

No puedo adelantarle más. Lo que sí puedo hacer es invitarle a que descubra toda la información, bucee en las referencias científicas si lo desea y saque sus propias conclusiones y aprendizajes.

En este nuevo número de Salud AlterNatura encontrará muchos más temas que le impactarán y de los que podrá obtener beneficios concretos para su salud y la de sus seres queridos.

Cómo saber si ese malestar pasajero no es en realidad un ictus cerebral

Según los testimonios de la época, Cayo Julio César (100 a. C. – 44 a. C.), dueño absoluto de la República romana, perdió una vez el conocimiento sin razón aparente en pleno campo de batalla.

En otra ocasión, mientras era aclamado por la multitud en el Senado, permaneció sentado, completamente mudo y con los ojos fijos mirando al vacío, tras lo que después tuvo que ser atendido por temblores y vértigos.

Además, hacia el final de su vida, se hundió en una profunda depresión.

Los médicos de la época se vieron totalmente superados ante una serie de síntomas que no comprendían.

¿Cansancio? ¿Sobrecarga? ¿Fiebre? ¿Fueron crisis de epilepsia? Incluso se llegó a considerar que hubiese podido contraer malaria.

Establecer un diagnóstico certero llevó nada menos que 2.000 años. En realidad, tal y como descubrieron hace poco unos investigadores ingleses, Julio César sufría accidentes cerebrovasculares (ACV) transitorios de repetición. (1)

Cuando los síntomas que sufrió Julio César se repiten sucesivamente o se dan al mismo tiempo, hoy en día ponen en alerta a cualquier médico.

Se trata de accidentes vasculares muy pequeños en el cerebro, de los que incluso podemos no llegar a darnos cuenta. No obstante, van dejando secuelas.

Hoy día los médicos saben que este problema de salud es algo mucho más frecuente de lo que siempre se había creído, y que podría explicar algunos trastornos que hasta la fecha parecían inexplicables.

Accidentes discretos, pero peligrosos

Los accidentes isquémicos transitorios como los que sufría Julio César son un tipo particular de accidente cerebrovascular; interrumpen la circulación de la sangre en el cerebro pero muy brevemente, interpretándose por ello normalmente como un malestar pasajero.

Esa es la razón por la que hablamos de “ACV silenciosos”. Más del 20% de la población con más de 60 años ha sufrido alguno de estos “episodios relámpago”, aunque la mayoría lo ignore.

Pero este es el mensaje que debe quedarle: hay que tomarse muy en serio este tipo de sucesos, ya que con frecuencia van asociados a trastornos cognitivos y pérdidas de memoria y aumentan entre un 10 y un 20% el riesgo de sufrir un nuevo ictus en los tres meses siguientes.

Este es uno de los datos sobre los ACV que va a poder leer en el artículo especial que Salud AlterNaturadedica a este tema en su nuevo número. En él descubrirá motivos para alarmarse pero, sobre todo, soluciones para prevenirlos e incluso para recuperarse si usted ya ha sufrido alguno.

Además, hay un hecho dramático que debe conocer. Y es que algunos medicamentos que se prescriben para prevenir los ictus y sus recaídas aumentan en realidad, por paradójico que resulte, el riesgo de padecerlos.

  • Los anticoagulantes o antivitamina K deterioran las arterias y aumentan el riesgo de sufrir un ictus, en vez de disminuirlo.
  • Las estatinas vuelven más frágil la pared de las arterias y aumentan el riesgo de ACV hemorrágico.
  • La aspirina tomada regularmente multiplica por 2,5 los riesgos de sufrir degeneración macular asociada a la edad (DMAE).
  • Los antiagregantes plaquetarios, los “best-seller” de la industria farmacéutica, son vendidos a un elevado precio a pesar de que existe una alternativa también eficaz y casi gratuita.

Entonces, ¿qué se puede hacer? Afortunadamente la naturaleza es generosa y contamos con alternativas naturales a algunos de estos medicamentos. En el nuevo número de Salud AlterNatura encontrará toda la información que necesita (dosis, posologías…), además de muchas otras soluciones para prevenir los accidentes cerebrovasculares.

Y si ya se han sufrido, una buena noticia: el cerebro tiene una propiedad, la neuroplasticidad, que le permite repararse a cualquier edad. Cuando algunas neuronas resultan dañadas por un ictus (por ejemplo, las que controlan el habla), otras nuevas pueden sustituirlas y otras más, ya existentes, pueden asumir su papel.

En este ejemplar le contamos qué 4 cosas debe hacer y tomar para lograr una buena recuperación tras un ACV.

Pero eso no es todo.

Por qué no debería aceptar una invitación a cenar de Derek Nance

Si recibe una invitación para cenar en casa del estadounidense Derek Nance, quizá no debería aceptarla. Al menos si no conoce antes la extraña dieta que sigue, 100% carnívora… ¡y sin cocinar la carne!

Estamos en unos tiempos en los que el vegetarianismo y el veganismo seducen cada vez a más gente, y en la que ha aumentado (afortunadamente) la conciencia y preocupación por las condiciones en las que viven y son sacrificados los animales destinados a la alimentación. Entonces, ¿por qué recogemos este mes la historia del Sr. Nance en Salud AlterNatura?

Desde hace casi una década se alimenta exclusivamente de carne cruda.

Sí, ha leído bien: no come otra cosa más que carne sin cocinar. Ni una sola fruta o verdura; ni una mísera legumbre o un trozo de queso.

Este joven, ¿mata y devora animales crudos por placer? Por supuesto que no.

¿Vive en pleno desierto o como un animal salvaje, sin tener nada más que llevarse a la boca que los animales que encuentra? Pues no.

¿Es el gurú de una nueva moda basada en la alimentación? ¡Afortunadamente tampoco!

Lo que le ocurre a Derek Nance es que sufre una intolerancia alimentaria muy rara a prácticamente todos los alimentos conocidos… a excepción de la carne cruda.

Detrás de lo curioso y chocante que esconde este caso, surgen algunas preguntas:

  • ¿Qué sucede cuando se consumen demasiadas proteínas?
  • ¿Cómo se evita el desarrollo de los gérmenes de los alimentos -y sus efectos en el organismo- que se eliminan durante el cocinado?
  • ¿Se pueden mantener las tasas adecuadas de nutrientes, especialmente de vitamina C, sin comer suficientes frutas ni verduras frescas?

El caso del Derek Nance es extremo, pero las tres preguntas anteriores nos interesan a todos. Y encontrará las respuestas este mes en Salud AlterNatura.

Una carencia que mata

A propósito de la carne… En el extremo opuesto, el de los veganos (las personas que no consumen absolutamente ningún producto de origen animal), se da con frecuencia una carencia importante: la de la vitamina B12.

Nunca se repetirá lo suficiente que, si se decide seguir un régimen de este tipo, a largo plazo resulta indispensable tomar un complemento de esta vitamina para gozar de buena salud.

Esta carencia, a la que en otro tiempo se le llamó “anemia perniciosa”, puede causar la muerte.

En el nuevo número de Salud AlterNatura le revelamos por qué, aunque usted no sea vegetariano, esta carencia puede llegar a ser una amenaza. Sobre todo si usted se encuentra en uno de estos casos:

  • Tiene más de 65 años.
  • Ha tenido alguna vez una infección de Helicobacter pylori.
  • Se ha sometido a una operación quirúrgica de reducción de estómago.
  • Sufre depresión.

En este número de Salud AlterNatura le mostramos las señales de su organismo que deben ponerle en alerta (por ejemplo, la lengua más roja de lo normal) y cómo solucionar su carencia. Existen multitud de complementos nutricionales que la incluyen, pero nosotros le explicamos qué formatos son los más adecuados y en qué dosis.

Reserve cuanto antes este ejemplar de Salud AlterNatura.

Pero esta no es la única razón para leer el próximo número de Salud AlterNatura. Sin pretender ser exhaustivo (prefiero que cuando tenga la publicación en sus manos, usted mismo saque sus propias conclusiones), déjeme adelantarle algunos temas más:

  • ¿Dolor en las articulaciones? Aunque goce de menos fama, la escrofularia es tan eficaz como el harpagofito para calmar el dolor articular. Descubra tres formas de beneficiarse de ella (en infusión, en extracto estandarizado y en extracto alcohólico), con sus dosis e indicaciones exactas.
  • ¿Ha calculado cuántas horas pasa sentado al día? Si su respuesta a esta pregunta es “demasiadas”, entonces debe leer lo que nuestro coach deportivo Thomas Mahieu va a enseñarle en este número: algo tan sencillo de aplicar y de efectos tan beneficiosos como aprender a sentarse bien. ¡Yo sigo sus pautas a diario!
  • ¡Y mucho más!

Salud AlterNatura es una revolucionaria publicación mensual sobre bienestar y soluciones alternativas y complementarias de salud. Son 32 páginas repletas de los descubrimientos más sorprendentes y los nuevos tratamientos naturales que la investigación científica más reciente y puntera avala paso a paso. Porque todo lo que le he adelantado en las líneas anteriores, y aún mucho más, está incluido en el nuevo número que estamos a punto de enviar a la imprenta.

Se trata de una publicación que no podrá encontrar en los quioscos y de la que únicamente imprimimos los ejemplares justos que vamos a enviar a nuestros suscriptores. Por eso, si usted también quiere recibirlo, debe apuntarse cuanto antes o será demasiado tarde.

Reserve ahora el ejemplar de este mes.

Un precio especial

Suscribiéndose a Salud AlterNatura comenzará a recibir mes tras mes un sinfín de soluciones de salud que no va a encontrar en ningún otro sitio, siempre validadas por la ciencia.

Además, si se suscribe precisamente ahora se beneficiará de un precio increíble de sólo 24 euros (es decir, con un 50% de descuento sobre su precio habitual), por todo un año de suscripción (12 ejemplares) en formato digital.

La versión electrónica es la opción más económica que ofrecemos; pero si también quiere recibir Salud AlterNatura en papel cada mes en su domicilio, por un pequeño importe suplementario se lo enviaremos por correo postal, impreso a todo color en papel procedente de fuentes sostenibles. Usted elige.

Pero atención, el próximo martes 19 de septiembre enviaremos el ejemplar a la imprenta, así que debe reservarlo antes de esa fecha para poderlo recibir impreso.

Tan pronto se suscriba, y para que comience a beneficiarse desde el minuto 1 de Salud AlterNatura, recibirá en su ordenador, completamente gratis y al instante, dos regalos:

  1. El Gran Informe contra el cáncer: todas las soluciones naturales”, con la mejor información, recopilada de la mano de grandes expertos, con los tratamientos naturales más eficaces para prevenir y combatir el cáncer a través de 4 pilares: nutrición y micronutrición, actividad física, equilibrio hormonal y gestión de las emociones.
  2. Y el último ejemplar de Salud AlterNatura, lleno se soluciones naturales para llevar a la práctica ya mismo.

Hagamos un trato

Dé una oportunidad a Salud AlterNatura y pídala ahora. Le doy mi palabra de que cuando la reciba comprenderá que suscribirse es la mejor decisión que ha tomado, tanto por su salud como por la de los suyos. Pero si en los 30 días siguientes cambiara de opinión, sólo tiene que llamarnos o escribirnos y cancelaremos su suscripción, devolviéndole íntegramente su dinero y sin hacerle preguntas ni intentar convencerle.

Reserve ahora el ejemplar de este mes.

¡A su salud!

Luis Miguel Oliveiras