Miguel Saro, portavoz de Unidas por Santander ha propuesto la realización de un pleno extraordinario sobre movilidad en Santander que hasta la fecha «ha sido caótica» y «desatendiendo sus propias prioridades o al menos las anunciadas en el Plan de Movilidad Sostenible del año 2010».

Lo cierto es que hasta la fecha no existe un planteamiento coordinado de ciudad y suelen tomarse medidas parciales que a veces se contradicen una a otras… podemos definir que la política de movilidad de Santander a llevado el ritmo de la Yenca, izquierda, izquierda, derecha, derecha, alante, atrás, uno dos tres…

Y es que hay cosas, casi todas, en las que los políticos deberían de estar calladitos y escuchar a los técnicos, antes de pretender imponer los antojos  y ocurrencias políticas. Oponerse por oponerse y para hacer daño al rival político tan solo acaba por perjudicar al ciudadano.

La movilidad de la ciudad es solo una pata de un banco que habría que construir entre todos. Siendo conscientes de que existen opiniones e intereses contrapuestos en los distintos sectores económicos y ciudadanos el tema es complicado.

En primer lugar se debe definir que tipo de ciudad quieren los santanderinos. Para ello habría que dar voz a todos. Como eso sería bastante complicado serán los representantes municipales los que lo decidan pero ¿la ciudad que los políticos definan será la que quieren los santanderinos? y lo mas grave ¿se pondrán de acuerdo los distintos partidos?

¿Serán las minorías organizadas las que impongan sus criterios? Todo se verá

La moción ha sido aprobada por unanimidad incorporando la transacional del PP:

  1. Alcanzar un Pacto por la Movilidad Sostenible en Santander que se materialice en la elaboración y aprobación de un nuevo Plan de Movilidad Sostenible, para lo que se constituirá un Grupo de Trabajo en el seno de la Comisión de Desarrollo Sostenible con representación de todos los grupos municipales.
  2. Dicho Grupo de Trabajo se conformará en el plazo máximo de un mes y se reunirá periódicamente cada dos meses para llevar a cabo dicha encomienda.

Este sistema suele ser el utilizado para que los problemas se eternicen.