La Guardia Civil y la An Garda Siochana  de Irlanda se coordinan en la lucha contra el polizonaje desde el puerto de Santander. Este encuentro se enmarca dentro del estudio de la seguridad en las recientes líneas de ferries con Irlanda. La Guardia Civil de Cantabria evitó el pasado año más de 900 intentos de accesos como polizones a los ferries que parten del Puerto de Santander

 Dentro de las diferentes acciones que la Guardia Civil de Cantabria realiza para atajar el intrusismo en el Puerto de Santander y su posterior acceso como polizones a los ferries con destino a Inglaterra e Irlanda, la pasada semana se ha mantenido una reunión institucional con la An Garda Siochana (Policía de Irlanda) con el objetivo de coordinar y aunar esfuerzos en esta materia, así como tratar la seguridad de las líneas de ferries con el Puerto de Cork (Irlanda).

El Servicio Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil tiene fluidos contactos sobre esta materia con otros cuerpos policiales de Europa, si bien, con la entrada en funcionamiento de los ferries entre los Puertos de Santander y Cork, se ha mantenido esta reunión bilateral para mejorar la coordinación e impulsar el intercambio de información. Por este motivo se desplazó a Santander una delegación de la An Garda Siochana entre los que se encontraban componentes de la Oficina Nacional de Inmigración.

Seguridad en el Puerto de Santander

Durante las jornadas de trabajo se estudiaron las líneas semanales de ferries que enlazan los Puertos de Santander y el de Cork en Irlanda, con dos llegadas y dos salidas semanales desde Cantabria.

Los componentes de la An Garda Siochana comprobaron de primera mano los dispositivos de seguridad que la Guardia Civil despliega en cada una de las operativas de llegada y salida de los ferries, teniendo un peso específico en estas actuaciones los efectivos de la Sección Fiscal y de Fronteras del Puerto de Santander.

Además de vigilar el perímetro del recinto portuario en evitación de intrusiones, se encargan de revisar los vehículos y las personas que acceden o desembarcan. En estas labores, además de diferentes medios técnicos, se utilizan perros adiestrados para la detección de personas ocultas, drogas y explosivos.

Localización de polizones

En la operativa que estuvo presente la delegación de la An Garda Siochana, comprobaron las minuciosas inspecciones que la Guardia Civil realiza a los vehículos susceptibles de ocultación de polizones, tales como camiones o remolques no acompañados (sin cabeza tractora), autocaravanas y furgonetas, entre otros.

En el citado servicio la Guardia Civil detectó a cuatro hombres naturales de Albania, que se encontraban en el interior de un remolque con la intención de acceder como polizones al ferry.

Con el uso de los medios técnicos se tuvo la intuición que en el interior del citado remolque podía encontrarse alguna persona. Una vez abierto, a simple vista únicamente se observaron cajas, y tras un minucioso registro, al final del remolque y convenientemente ocultos entre pales, fueron detectados los  cuatro hombres.

Líneas de coordinación

Con este encuentro la Policía de Irlanda comprobó de primera mano los constantes esfuerzos que la Guardia Civil viene realizando para dar seguridad a las líneas de ferries y la prevención de intrusiones en el Puerto de Santander y su acceso como polizones a los buques.

Igualmente se les informó de las líneas de investigación que se vienen realizando que han permitido la desarticulación de grupos organizados.

Prueba de todo ello es que la Guardia Civil de Cantabria evitó durante el año 2018 más de 900 intentos de acceso a los ferries tras la intrusión en el Puerto de Santander. Este dato supone una eficacia superior al 93 % con respecto a las intrusiones que finalmente llegaron a Inglaterra o Irlanda.

Otro dato relevante fue la detección en los meses de verano del mayor número de intrusiones, que supusieron el 35 % del total, y por el contrario fue el periodo en que menos polizones consiguieron llegar a destino. La Guardia Civil consiguió en estos meses evitar que el 98 % de las intrusiones llegaran a los puertos de Inglaterra e Irlanda.

Además se acordaron líneas directas de coordinación entre la Guardia Civil y la An Garda Siochana, para el intercambio de información y luchar de una manera más eficaz e intentar erradicar esta práctica de llegada de polizones a Irlanda.

 

Para más información pueden dirigirse a la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil de Cantabria, al teléfono 942.32.14.00 ext. 2410.