Se han denunciado a 12 establecimientos de la Comunidad Autónoma por incumplimiento de medidas de seguridad.

Esta campaña tiene como fin último garantizar la seguridad e integridad física de las personas y detectar la venta no controlada de material pirotécnico.

La Guardia Civil de Cantabria ha finalizado la campaña de Navidad para el control de la venta de productos pirotécnicos, con la intervención de más de 44.600 unidades de estos artificios, entre los que se incluyen bombetas, truenos de impacto, cohetes, petardos, etc.

Especialistas de la Guardia Civil en inspecciones de materias regladas de armas y explosivos, han realizado entre el 20 de diciembre de 2018 y el 6 de enero actual, 30 actuaciones sobre establecimientos de Cantabria en los que se sospechaba posibles irregularidades en las ventas, almacenamiento, autorizaciones o medidas de seguridad del material pirotécnico.

Finalmente se detectaron y se han denunciado a los titulares de 12 establecimientos, la mayoría tipo bazar, por el incumplimiento de las medidas de seguridad. Las denuncias que se formulan son consideradas como graves en el vigente Reglamento de Artificios Pirotécnicos y Cartuchería, con sanciones que pueden alcanzar hasta los 30.000 euros.

La Guardia Civil pretende garantizar con esta campaña la seguridad e integridad de las personas, así como su venta y uso por las personas que reglamentariamente lo pueden realizar. De los artificios intervenidos el 84 % eran para ser utilizados por mayores de 12 años, el 15 % por mayores de 16 años y cerca del 1 % para uso por parte de mayores de 18 años.

Establecimiento denunciado en cuatro campañas

Un establecimiento de la localidad de El Astillero es la cuarta campaña de Navidad sobre el control de materia pirotécnica que es denunciado por componentes de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de Cantabria.

De los 30 establecimientos inspeccionados en Cantabria, los 12 denunciados se encuentran en las localidades de Santander, Torrelavega,  El Astillero, Camargo, Medio Cudeyo, Puente Viesgo, Reocín, Santillana del Mar y Sarón.

Venta de productos pirotécnicos

Los productos pirotécnicos tienen que venderse en establecimientos debidamente autorizados y estas ventas no se pueden hacer a personas que no estén capacitadas para su uso (dependiendo el tipo de artificio y la edad de la persona que hará uso del mismo). También deben cumplir las medidas de seguridad que para cada producto se exige.

Como otros años, la Guardia Civil recomienda la adquisición de estos productos pirotécnicos  en los puntos debidamente autorizados. En estos establecimientos se controlará y limitará la existencia de elementos inflamables, debiendo tener el local las pertinentes medidas de seguridad, los productos de exposición (en mostrador) estarán sin carga, así como que estos productos no se comercializarán a personas bajos los efectos del alcohol y cualquier sustancia estupefaciente.