La Guardia Civil ha detenido a un hombre por tenencia ilícita de armas en Cicero

  • Las armas se encontraban en la vivienda del detenido, teniendo fácil acceso cualquier persona que entrase en el domicilio.
  • Se han incautado diversas armas y cartuchería, en perfecto estado de uso.

La Guardia Civil de Cantabria, procedió a la detención de un hombre de 49 años de edad, por un presunto delito de tenencia ilícita de armas, al poseer diversas armas en su domicilio, cuando carecía de licencia y de la titularidad de las mismas de forma legal.

La Guardia Civil pudo saber, que un hombre, residente en Cicero tenía, al parecer, ilegalmente varias armas en su poder, las que además guardaba en la vivienda, siendo de fácil alcance para cualquier persona que estuviese allí, además de exhibirlas con total normalidad a los visitantes de su morada.

Por todo lo expuesto, los agentes de Policía Judicial de este Cuerpo en Santoña, comenzaron las investigaciones, obteniendo de ellas, que el hombre no tenía permiso de armas desde el año 2004, por lo que no podía ser titular  legalmente de ningún arma, además de obtenerse imágenes que mostraban las armas en su poder.

Con las pruebas pertinentes se procedió a solicitar una orden de entrada y registro en domicilio, dando como resultado la incautación de las siguientes armas: Pistola, calibre 9mm, con su cargador municionado con 7 cartuchos y apta para hacer fuego, carabina de aire comprimido, lanza cabos, ballesta, defensa tipo policial, diversa cartuchería de diferentes calibres y cajas de transporte.

Las armas se encontraban en perfecto estado de uso, pudiendo ser utilizadas en cualquier momento. Por todo ello se procedió a la detención de P.P.R. por un presunto delito de tenencia ilícita de armas, siendo estas depositadas en La Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de Santoña, para su posterior traslado al Servicio de Criminalística de este cuerpo, donde serán analizadas y se comprobará si han sido utilizadas en algún tipo de delito.

Con esta actuación de la Guardia Civil de Cantabria, se ha podido impedir que las armas incautadas, llegaran al mercado negro, con las consecuencias imprevisibles y graves que ello puede traer para la seguridad pública.