La Guardia Civil detiene al presunto autor de 8 robos en interior de vehículos durante la misma noche en Puente San Miguel

presuntos autores de la agresión

Se recuperan la mayor parte de los efectos sustraídos ocultos bajo unos troncos, y otros objetos que se desconoce su procedencia.

La Guardia Civil ha procedido a la detención de un joven con iniciales I.J.N., de 18 años y vecino de Santander, como presunto autor de robos con fuerza en 8 vehículos estacionados en los exteriores de una urbanización en Puente San Miguel la noche del 3 al 4 de abril.

Se han recuperado la práctica totalidad de los efectos sustraídos, los cuales estaban ocultos bajo unos troncos a escasos metros del lugar de los robos. En ese mismo sitio se han encontrado otros objetos que se desconoce su procedencia por el momento continuando con la investigación por si procedieran de algún otro ilícito contra el patrimonio.

La noche en que ocurrieron los robos componentes del Equipo Roca de la Guardia Civil de Cantabria observaron en Puente San Miguel a un joven que les infundió sospechas procediendo a su identificación, y aunque daba explicaciones sin justificación del porque se encontraba en ese lugar, no se le encontró nada extraño ni en ese momento se tenía constancia de los robos, por lo que se le dejó marchar.

A la mañana siguiente comenzó un goteo de denuncias por robos en interior de vehículos estacionados en los exteriores de una urbanización de Puente San Miguel, situada a escasos 200 metros de donde fue identificado el reseñado joven.

De los ocho vehículos afectados, el modus operandi de comisión del robo fue o por fractura de cristal o forzamiento de cerradura, denunciando la sustracción de diferentes objetos como un telescopio, ropa, cámaras, gafas, teléfonos, dinero, etc.

Con los datos que se contaba los agentes del Equipo Roca de la Guardia Civil de Cantabria comenzaron a realizar indagaciones sobre el sospecho que había sido identificado, siendo finalmente detenido el pasado 3 de mayo, llevando a los agentes al lugar donde había escondido los efectos sustraídos, siendo en las proximidades  donde se encontraban los vehículos afectados y ocultos bajo unos troncos.