SINOPSIS

La película cuenta la historia de Irving Rosenfeld (Christian Bale) un hombre muy inteligente que, junto con su atractiva compañera Sydney Prosser (Amy Adams) se ve obligado por un agente del FBI (Bradley Cooper) a trabajar en un complicado y peligroso caso: el agente les empuja a un mundo lleno de mafiosos situado en Nueva Jersey donde deben cumplir una misión.

Allí, se encontrarán con Carmine Polito (Jeremy Renner), un apasionado político que se encuentra en una delicada situación relacionada con unos estafadores. Por su parte, la impredecible mujer de Irving (Jennifer Lawrence) puede no ser tan inocente como su marido creía.

FICHA TECNICA

Título:             American Hustle (USA 2013)

Duración:         138 min.

Director:           David O. Russell

Guión:              Eric Singer, David O. Russell

Música:            Danny Elfman

Fotografía:       Linus Sandgren

Reparto:           Christian Bale,  Amy Adams,  Bradley Cooper,  Jennifer Lawrence,  Jeremy Renner,  Louis C.K.,  Michael Peña,  Jack Huston,  Alessandro Nivola,  Shea Whigham,  Paul Herman,  Elisabeth Röhm,  Saïd Taghmaoui,  Adrián Martínez,  Robert De Niro

Columbia Pictures / Annapurna Pictures / Atlas Entertainment

Premios:

2013: Oscars: 10 nominaciones, incluyendo Mejor película, director, actor y actriz

2013: Globos de Oro: 3 premios, incluyendo Mejor película (comedia). 7 nomin.

2013: Premios BAFTA: 3 premios. 10 nominaciones

2013: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor película, guión, actriz sec. (Lawrence)

2013: Critics Choice: 4 premios, incluyendo mejor comedia. 13 nominaciones

2013: American Film Institute: Top 10 – Mejores películas del año

Mostrar 2 premios más

2013: Satellite Awards: 8 nominaciones, incluyendo mejor película y director

2013: Sindicato de Guionistas (WGA): Nominada a Mejor guión original

ALGUNAS OPINIONES

  • «Con uno de los mejores elencos de cualquier película de este año, es audaz, fascinante y muy entretenida. (…) Puntuación: ★★★½ (sobre 4)» Claudia Puig: USA Today 
  • «Russell convierte la búsqueda del sueño americano en la fantasía definitiva.» Eric Kohn Indiewire
  • «No es sólo una historia de amor y una travesura sumamente entretenida, ‘American Hustle’ es también un atento examen a la tendencia norteamericana hacia la reinvención (y el auto-engaño).» Tim Grierson : Screendaily
  • «Un elenco magnífico brilla en la delirantemente divertida visión que David O. Russell ofrece del notorio caso Abscam.» Justin Chang: Variety
  • «Una contagiosa explosión de jazz funky de la mano de un fabuloso elenco y un director que se encuentran en la cumbre de sus respectivas carreras.» David Rooney: The Hollywood Reporter
  • «Russell destila su propia especie de óxido nitroso tóxico y lo convierte en cine. (…) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)» Peter Bradshaw: The Guardian 

MIS COMENTARIOS

Hoy “miércoles día del espectador” fui a ver una película a los cines CINESA de El Corte Ingles de Santander, atraído por la incesante y voluptuosa propaganda con que se favorece a La Gran Estafa Americana (American Hustle).

La película muestra una procesión de escenas exaltadas al borde del estallido emocional. Un método que considero excesivo y absurdo, que alcanza su máxima en una pelea de fieras en celo que termina con un amoroso besuqueo entre Amy Adams y Jennifer Lawrence.

Algunos críticos señalan a La gran estafa americana como una película disfrutable, con cuya opinión no coincido, salvo cuando hablan de su vistosa y nostálgica recreación de la época (finales de los 70, principios de los 80) manifiestos en los pintorescos peinados – tupés, las permanentes, etc… – o en los pantalones de campana…  Y, por último, está la energía con la que el director se apropia del arte scorsesiano del perfecto empalme de imágenes y tonadillas pop. El apogeo llega en la escena discotequera de turno, primero, el torbellino de deseo que late entre los personajes de Amy Adams y Bradley Cooper estalla al son de la canción de Donna Summer “I Feel Love”. Los cuerpos se agitan, los cortes del montaje hacen el resto… otra es, cuando Adams se retira al tocador, sin solución de continuidad, irrumpe en escena el estribillo del disco “Don’t Leave Me This Way”, que inunda el escenario mientras unas luces estroboscópicas abrazan a los personajes en el salón de baile.

Sus casi 150 minutos de metraje de la película hacen que los silencios se alarguen y los planos parezcan eternos y llega a agotar a los espectadores, o al menos esa sensación la sentí yo. Los personajes, los diálogos, las situaciones, la presunta intriga aspiran en cada suspiro a la complejidad y a la excentricidad inteligente, pero todo es irritantemente vacuo, falso, manierista y aburrido. Quizás por mi ignorancia de estas técnicas.

La gran estafa americana no sé cómo se ha ganado al público de medio mundo – según la crítica -, y aunque tiene una banda sonora contagiosa, no creo que sea justo cuando la describen como la mejor película del año; pero sigo pensando que si no llega a ser por los momentos puntuales interpretativos espectaculares de sus protagonistas, incluyendo a la pequeña actuación de Robert de Niro, posiblemente hubiera sido sólo una película más en la cartelera.

Jorge A. Capote Abreu

Santander, 26 febrero de 2014