El hospital privado, propiedad de Igualatorio Cantabria, se plantea resolver el convenio de colaboración el próximo 1 de septiembre

Clínica Mompía, hospital propiedad de Igualatorio Cantabria, se está planteando romper el convenio de colaboración con la Mutualidad Cántabra de Futbolistas (MUPRESFE CANTABRIA), suscrito por primera vez en el año 2014, para cubrir la asistencia sanitaria deportiva de los mutualistas federados.

La pervivencia de este convenio de colaboración con los futbolistas de Cantabria a través de sus distintos representantes se ve en peligro por la falta de atención, por parte de la Federación Cántabra de Fútbol, de los vencimientos de pago que recoge el contrato, cuya deuda actual con Clínica Mompía rondaría los 300.000 euros.

Hasta la fecha, todos los requerimientos para analizar la siniestralidad y el cobro de la deuda realizados por Clínica Mompía no han conseguido solventar esta situación, por lo que se baraja la posibilidad de, a partir del próximo 1 de septiembre, tal y como se anunció mediante burofax el pasado 20 de Agosto a los responsables de la Federación Cántabra de Fútbol, no dar continuidad en un futuro a dicho acuerdo ante la inseguridad que se está generando.

En el supuesto de que se resolviera el convenio, Clínica Mompía seguirá prestando asistencia a los futbolistas federados, de la misma forma que a cualquier otro paciente privado.

Esta no es la única deuda acumulada por la Federación que lidera Jose Angel Pelaez