La Concejal en el Ayuntamiento de Hazas de Cesto, Concepción Lezcano, agradeció públicamente al PRC su petición pública de dimisión y renuncia a su acta de Concejal, ya que ello identifica a su formación política como la oposición real municipal, ante el abstencionismo del resto de formaciones presentes en el Ayuntamiento,

La petición de dimisión tiene relación con la denuncia efectuada días pasados por la Concejal en relación con las irregularidades cometidas con un contratado municipal con cargo al dinero del Fondo Social Europeo y Gobierno de Cantabria, por el que con un presupuesto de 28 millones de euros, fueron contratadas 4.000 personas en Cantabria.

Lezcano invitó a los representantes del PRC a que aprendan del portavoz de su partido en Santander, José María Fuentes Pila, que el pasado 10 de Marzo denunció las graves irregularidades apreciadas en la contratación de parados por el Ayuntamiento de Santander, lo cual, ironizó “seguramente también les resultó injurioso”.

La decisión del anterior Gobierno de que las contrataciones para el año 2015 se hicieran por el medio de que fueran los propios Ayuntamientos, y no los funcionarios del Servicio Cántabro de Empleo, los que seleccionaran a los contratados, ha determinado la pérdida total para Cantabria del dinero comprometido por el Fondo Social Europeo.

Permitir a los Alcaldes que en período de las elecciones municipales, seleccionaran a quién se contrataba, ha tenido el efecto esperado, su utilización con fines de crear fidelidad electoral, y facilitar la reelección.

Las irregularidades han sido tan graves por toda la región, que el pasado 14 de Agosto el actual Presidente de Cantabria revelaba la pérdida total de los 14 millones de euros, que hemos perdido todos los cántabros, por el cúmulo de incumplimientos, y por la imposibilidad de justificar un correcto uso de las contrataciones municipales, y en este sentido, Hazas de Cesto no ha sido la excepción.

Por ello, prosiguió, el Alcalde se mostró tan decepcionado por el hecho de que un trabajador contratado por esa vía se fuera a presentar a las elecciones municipales en una lista que disputó la Alcaldía.

Por eso, se dirigió al trabajador afeándole que se presentara a las elecciones, diciéndole que “No me esperaba esto de ti”.

Y quien se lo decía, recordó, no era solo el Alcalde de Hazas de Cesto, sino también su Jefe de Personal.

Y lo cierto es que llegado el fin del contrato, 12 de Agosto, el trabajador fue el único de los 29 contratados que no recibió su documentación, precisa para apuntarse en el paro y empezar a percibir sus prestaciones.

Después de insistir e insistir en varias visitas al Ayuntamiento, no fue hasta el 24 de Septiembre cuando después de exigirlo por escrito el día 23, el trabajador obtuvo su documentación, acudiendo, ya fuera de plazo a la oficina de empleo.

La consecuencia del actuar del Ayuntamiento con este trabajador, es que ha perdido 42 días de prestación, siendo “el único trabajador del que el Alcalde <No se esperaba esto de tí>”.

La vulneración de la obligación de entregar a los trabajadores su documentación en plazo para acudir a la oficina de empleo, está contemplada como infracción grave en la legislación laboral, lo cual, “no vamos a denunciar reglamentariamente”, porque, aseveró, “los vecinos no tienen por qué pagar una multa por la actuación de su Ayuntamiento”, y además, “eso no va a devolver al trabajador los 42 días de prestación que definitivamente ha perdido”.

Para Lezcano, todos estas situaciones, como la denunciada por ella, se acaban   “impidiendo que sean los propios Ayuntamientos quienes seleccionen a los contratados”, y que sean los funcionarios del Servicio Cántabro de Empleo quienes se encarguen de hacerlo “marcando criterios objetivos de necesidad económica personal y familiar, y de aptitud para el desempeño de la función a realizar”.

Lo sufrido por el empleado de Hazas de Cesto, no es admisible, y reclamó que el Ayuntamiento “se disculpe ante este trabajador, al que ha causado un daño económico”, que, además “era el primer contrato de trabajo de su vida”.