Respuesta de José Manuel López Cardeñoso, presidente de la Asociación de Empresarios Floristas de Cantabria, a las declaraciones de Miguel Ángel Revilla sobre el sector en “El Hormiguero”:

En representación de la Asociación de Empresarios Floristas de Cantabria – ACEF, que agrupa al sector en la región y la cual presido, quiero salir al paso de las declaraciones realizadas por Miguel Ángel Revilla en el programa “El Hormiguero” de Antena 3 el miércoles 5 de junio, en el que mencionó unas supuestas malas prácticas dentro del oficio del comercio de flores y plantas, un sector de la economía que afecta a cientos de miles de personas en este país.

Esta profesión y este sector se vio atacado innecesariamente por sus despreocupadas e irresponsables palabras, carentes del más mínimo rigor.

Para información de muchos debemos decir que tras el mostrador de una floristería hay muchas cosas que no vemos. Hay un sector primario de productores y agricultores. Hay investigación en especies y variedades. Hay un enorme soporte tecnológico de maquinaria y conservación de estas flores. También existe logística y transporte por tierra mar y aire de estos productos.

De manera que cuando llegan a manos de los maestros floristas se transforman en flores para celebrar o despedir, para enamorar y regalar por que sí. Son flores que hacen la vida más amable.

Desde la asociación que presido llevamos años luchando contra las malas prácticas en la venta de flores y plantas, vigilando y denunciando los casos en los que no se respetan las debidas garantías de cara al consumidor. Para ello hemos mantenido reuniones con la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Cantabria y con Inspección de Trabajo, ante los que se han presentado las pertinentes denuncias referidas a estos temas. Nos hemos encargado además de advertir al público en general contra esta economía sumergida que causa un gran perjuicio tanto al consumidor como a los verdaderos profesionales del sector.

Entendemos que, aunque no lo especificase, es a estas malas prácticas a las que Revilla quería hacer referencia, y no al trabajo realizado por los profesionales floristas. Sin embargo, al realizar sus acusaciones de una forma tan generalizada ha sembrado la duda sobre toda la profesión.

Por todo esto desde ACEF pedimos y exigimos a Miguel Ángel Revilla en nombre de todos los profesionales del sector una rectificación pertinente y serena. Sus palabras fueron un ataque injusto e innecesario, y al ser emitidas desde un medio de comunicación su repercusión más que considerable es tremenda.

Muchos compañeros del sector en toda España nos están transmitiendo desde la emisión del programa su malestar y preocupación por estas declaraciones, y esperan que se puedan rectificar para reducir el daño a la imagen del sector y de los miles de profesionales que vivimos del mismo.

Si ignora esto el daño será tan grande como la injustica de esta presunción de malas prácticas ocasionará en algunos. Los floristas de España hacemos cada día lo digno y sólo lo digno. Nos preparamos para dar a todos el mejor servicio. Nos va el pan de nuestros hijos en ello. Por esto debe tomarse muy en serio el rectificar de una forma proporcional al alcance que tuvieron las declaraciones que han generado esta situación.