Podemos ha lamentado hoy que la consejería de desarrollo rural, ganadería, pesca, alimentación y medio ambiente haya publicado en el BOE el cupo de extracción de ejemplares de lobo por el que se permite la caza de 34 ejemplares.

Podemos lamenta que el gobierno de Cantabria continúe alejado del consenso alcanzado por la mesa del lobo, una oportunidad histórica para haber sacado la gestión del lobo de la política partidista, además recuerdan que el parlamento aprobó durante el debate de orientación política de junio de 2018 una iniciativa de la formación morada para que el gobierno de Cantabria volviera al consenso alcanzado en la citada mesa.

Según responsables de la formación morada en Cantabria, que un partido actúe en contra de sus propios votos es Kafkiano, pero que además lo haga en contra del voto mayoritario del parlamento por un interés meramente partidista es profundamente antidemocrático.

Desde Podemos consideran inexplicable la posición del partido socialista, que no hace tanto votó a favor en el congreso de los diputados de una proposición no de ley para proteger al lobo en toda España y que en Cantabria da cobertura a su caza recreativa.

Desde Podemos explican que, hasta ahora, la consideración del lobo como especie cinegética suponía que en muchos casos los daños causados al ganado debían ser pagados por los cotos de caza, algo que era una fuente constante de conflictos ya que en muchas ocasiones los daños o se abonaban tarde o no se abonaban.

El plan del lobo, pactado por agrupaciones ecologistas, sindicatos ganaderos y asociaciones de cazadores acababa con esta problemática, aumentando al mismo tiempo la protección de la especie al sacar al lobo de la lista de especies cinegéticas (las especies que pueden ser cazadas). “Era un win-win, algo que pocas veces se da en política y menos en la gestión del lobo, remarcan desde Podemos”.

Por el contrario, el acuerdo alcanzado en su día entre el PSOE, PRC y Ciudadanos modifica la ley de caza, pero solo para cambiar quien debe abonar los daños ocasionados por el lobo, que a partir de ahora pasará a ser siempre el Gobierno de Cantabria, pero mantiene al lobo como especie cinegética. Es decir, es de facto una subvención con dinero público a la caza del lobo, lamentan desde Podemos. “Hemos pasado de aumentar la protección del lobo, a pagar por su caza”.

Los de Pablo Iglesias recuerdan que no pararan hasta que el lobo deje de ser una especie cinegética en Cantabria, como un primer paso para cambiar un modelo de gestión que consideran obsoleto, aunque lamentan que el gobierno PRC – PSOE haya dilapidado la oportunidad que surgió al conseguir un consenso como el que se alcanzó en la mesa del lobo, un consenso que este gobierno ha tirado a la basura. Una oportunidad histórica perdida, remarcan desde Podemos.