Izquierda Unida Santander ha registrado varias preguntas con respecto a la noticia de ayer sobre el futuro derrumbe del edificio y la construcción de uno nuevo de carácter municipal.

Con motivo de la publicación de ayer en El Diario Montañés sobre la futura construcción de un nuevo edificio municipal, donde actualmente se encuentra el histórico edificio de la antigua Casa de Socorro, Izquierda Unida ha planteado una serie de preguntas para la próxima comisión de desarrollo sostenible.

Es la intención de la formación, saber los motivos por los cuáles un edificio del año 1903, y que actualmente se encuentra catalogado como protección nivel 3 en el PGOU de 1997, va a ser derribado para la construcción de otro más moderno.

Es por ello, que su concejal en el ayuntamiento Miguel Saro, haya presentado esta preocupación por dicho edificio, el cual es “un reflejo histórico y arquitectónico de nuestra ciudad” ha afirmado. Edificios como éste, solo pueden ser modificados de forma puntual y por estrictos motivos en los que se demuestre alguna deficiencia, pero en ningún caso pueden ser derribados salvo que supongan un peligro inminente.

Entre las cuestiones que plantean a la próxima comisión de desarrollo sostenible, esta formación requiere información acerca de si recientemente se ha eliminado la protección a este centenario edificio, si se ha previsto por parte del consistorio alguna alternativa de conservación de los elementos protegidos o si existe un proyecto de expediente de construcción del anunciado nuevo edificio a realizar.

Por otra parte, desean saber cuáles van a ser los nuevos servicios municipales que se trasladarán al nuevo edificio.

En este contexto, Izquierda Unida lamenta en cualquier caso la intención del equipo de gobierno de eliminar uno de los edificios centenarios de la ciudad, eliminando así parte del encanto de ella y sustituyéndola por una nueva construcción moderna, con la cual, junto a otras nuevas construcciones ya realizadas, han alterado la estética de la ciudad.

Compartir