IoT: por qué debes mantener actualizados tus dispositivos conectados

IoT: por qué debes mantener actualizados tus dispositivos conectados

Imagen decorativa IoT: por qué debes mantener actualizados tus dispositivos conectados

Cada día somos más los que disponemos de dispositivos conectados (IoT). Es vital que conozcamos la importancia de mantener sus sistemas actualizados para evitar problemas de privacidad y seguridad. ¿Quieres saber por qué y cómo hacerlo? Te lo explicamos.

En la era del IoT (Internet de las cosas), la comodidad y la conectividad van más ligadas que nunca, sin embargo, detrás de esta innovación aparecen desafíos fundamentales de seguridad y privacidad que no se pueden dejar pasar. La cantidad de datos que manejan y la posibilidad de que surja una vulnerabilidad ante ataques son factores cruciales que los usuarios deben tener en cuenta para la protección de su información y dispositivos electrónicos.

A continuación, se detallará el contexto actual y el valor de mantener sus aplicaciones actualizadas.

¿Cuál es la situación actual?

El IoT es una tecnología en constante desarrollo y su avance puede influir en nuestras vidas. Actualmente es una de las tendencias tecnológicas con mayor impacto en el mercado. Según un estudio realizado por Statista, se prevé que seguirá aumentando considerablemente el uso de dispositivos conectados con esta tecnología durante los próximos años en todo el mundo. Además, la relación con la domótica es indiscutible, ya que mediante las redes IoT domésticas se puede llegar a automatizar la iluminación de nuestras casas, la seguridad y la gestión de la temperatura, entre otras muchas cosas, creando de esta manera hogares inteligentes.

¿Cómo se gestionan los dispositivos IoT?

Las aplicaciones desempeñan un papel relevante en la gestión de los distintos dispositivos IoT. Enumeramos algunas de sus funciones principales:

  • Registro de dispositivos: permiten registrar nuevos dispositivos en la red para hacer un seguimiento de los mismo.
  • Supervisión: recopilan datos de los dispositivos en tiempo real. Esto incluye información sobre el estado, la ubicación, la temperatura, la humedad y otros parámetros.
  • Actualizaciones y mantenimiento: gestionan las actualizaciones de los dispositivos IoT y también supervisan el estado de los dispositivos y alertan sobre posibles problemas.
  • Seguridad y acceso: implementan medidas de seguridad para proteger los dispositivos y los datos que transmiten y también pueden controlar el acceso a los dispositivos mediante autenticación y autorización.
  • Automatización y reglas: según el tipo de aplicación, pueden definir reglas y automatizaciones, por ejemplo, si la temperatura supera un umbral, se puede activar una alarma o ajustar la configuración del dispositivo.
  • Gestión de energía y eficiencia: optimizan el uso de energía de los dispositivos, ya que pueden programar ciclos de encendido/apagado o ajustar el uso de datos del dispositivo, de esa manera pueden ayudar a prolongar la vida útil del dispositivo.

En resumen, estas aplicaciones son el cerebro que permiten configurar y controlar los dispositivos IoT, permitiendo, como se ha mencionado, la gestión de las actualizaciones de seguridad del dispositivo, un aspecto fundamental. Lo habitual es que estas aplicaciones estén disponibles para su descarga desde las tiendas oficiales Google Play y Apple Store y puedan instalarse de manera sencilla en cualquier dispositivo móvil.

Riesgos de no actualizar los sistemas de los dispositivos IoT

No mantener actualizados los dispositivos IoT puede conllevar varios riesgos y problemas de seguridad. A continuación, mostraremos algunos de los más significativos:

  • Vulnerabilidades: si no actualizas tus dispositivos IoT, pueden tener fallos que podrían ser aprovechados por ciberdelincuentes como, por ejemplo, intrusiones en la red y exposición de datos personales.
  • Privacidad: es posible que estos dispositivos recopilen tus datos personales, por eso, si no están actualizados existe el riesgo de que estos datos queden expuestos, comprometiendo tu privacidad.
  • Malware: los dispositivos IoT desactualizados pueden ser infectados con mayor facilidad por algún tipo de amenaza y si un dispositivo está infectado, puede utilizarse para propagarse en otros dispositivos de su misma red.
  • Disminución de rendimiento: si no se actualizan regularmente, pueden volverse más lentos con el tiempo, y al empeorar su rendimiento, se pueden ocasionar errores en la ejecución de sus funciones.

Vulnerabilidades que se solucionarían con las nuevas actualizaciones

Las actualizaciones que los fabricantes de dispositivos IoT lanzan y ponen a disposición de los usuarios suelen solucionar aspectos relevantes como los que detallamos a continuación:

  • Actualización de contraseñas predeterminadas: los dispositivos a veces vienen con contraseñas por defecto que son ampliamente conocidas y pueden ser fácilmente explotadas, como pueden ser ‘1234’, ‘admin’ o ‘1111’. Las actualizaciones pueden permitir cambiar estas contraseñas o forzar a los usuarios a establecer contraseñas fuertes.
  • Mejora de protocolos de cifrado: las actualizaciones pueden fortalecer los protocolos de cifrado utilizados para la comunicación entre el dispositivo IoT y otros sistemas. Esto es esencial para proteger la confidencialidad de los datos transmitidos.
  • Configuración segura por defecto: permiten cambiar la configuración predeterminada del dispositivo para que sea más segura, por ejemplo, desactivando servicios innecesarios o ajustando los permisos de acceso.
  • Refuerzo de la seguridad de la red: podrían llegar a incluir mejoras en la seguridad de la red, como la detección y prevención de amenazas, cortafuegos y filtrado de tráfico malicioso.
  • Corrección de fallos de seguridad conocidos: con la solución de las vulnerabilidades identificadas, se evita que posibles atacantes accedan al dispositivo, extraigan datos, etc.
  • Refuerzo de los mecanismos de autenticación: fortalecen los mecanismos de autenticación para garantizar que solo usuarios autorizados tengan acceso al dispositivo y a sus funciones.
  • Actualización de políticas de privacidad y consentimiento: estas podrían abordar problemas relacionados con la privacidad del usuario, incluyendo la forma en que se recopilan, almacenan y comparten los datos del dispositivo, garantizando un mayor cumplimiento de las regulaciones de privacidad.

¿Cómo puedes saber si tu dispositivo está actualizado?

  • Consulta el manual de instrucciones donde se detalla la manera de verificar la versión del dispositivo.
  • Visita su sitio web para verificar las actualizaciones disponibles sobre sus productos e instrucciones para su descarga.
  • Instala las aplicaciones móviles que el fabricante ofrece para gestionar las diferentes funciones del dispositivo, como comprobar y descargar actualizaciones en el dispositivo, así como recibir notificaciones en el momento en el que haya una actualización disponible.
  • Revisa la configuración del dispositivo IoT. Es posible que en el propio menú de configuración tengas la posibilidad de buscar actualizaciones y descargarlas.

Como hemos visto, los dispositivos IoT han experimentado un crecimiento constante, ofrecen beneficios significativos en nuestro día a día, con sistemas de seguridad, como sensores de movimiento que puedes monitorizar desde tu teléfono móvil para mayor tranquilidad, y pulseras de actividad, que recopilan datos sobre tu ritmo cardíaco, pasos y sueño para ayudarte a mantener un estilo de vida más saludable.

Con el tiempo, es probable que veamos aún más aplicaciones en una amplia variedad de campos. Si bien los dispositivos IoT ofrecen muchas ventajas, también plantean desafíos relacionados con la privacidad y la seguridad de los datos y es fundamental que comprendamos la importancia de proteger nuestra información personal y mantengamos actualizados nuestros dispositivos, solucionando de esta manera muchas vulnerabilidades.

Por último, debemos señalar que algunos dispositivos IoT pueden dejar de recibir actualizaciones por diversas razones. En tales circunstancias, se recomienda considerar la posibilidad de reemplazar el dispositivo por uno que continúe recibiendo mantenimiento para garantizar la privacidad y seguridad de la información.

Puedes encontrar más contenidos relacionado con esta tecnología en nuestro portal, en el apartado de Ciudadanía. Y si aún te surgen dudas sobre ciberseguridad, puedes contactar con nosotros a través de la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE. Recuerda que tienes a tu disposición el teléfono gratuito 017, o a través de las plataformas de WhatsApp (900 116 117) y Telegram (@INCIBE017).

Contenido realizado en el marco de los fondos del  Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia  del Gobierno de España, financiado por la Unión Europea (Next Generation).

Última actualización

Powered by WPeMatico

Ir a la fuente
Author: