El PP reprocha al Gobierno haber sido incapaz en 50 días de resolver el problema de los establecimientos de ocio nocturno

“Parece mentira que haya tenido que ser el concurso de la oposición quien resuelva la situación del ocio nocturno a un gobierno con mayoría absoluta”, dice Iñigo Fernández

Los grupos parlamentarios han acordado modificar la Ley de Espectáculos para permitir a los locales de ocio nocturno trabajar de día como bares convencionales

El Partido Popular ha reprochado al Gobierno de Cantabria que haya sido incapaz en cincuenta días de resolver el problema de los establecimientos de ocio nocturno, al que se le ha pedido por activa y por pasiva que, ya que no se les permite trabajar de noche, al menos se les deje trabajar a lo largo del día como bares convencionales.

El portavoz del PP en el Parlamento de Cantabria, Iñigo Fernández, ha censurado que el Gobierno de Cantabria “no ha sido capaz en este tiempo de asumir su responsabilidad y dar una solución al sector mediante un decreto que permita transitoriamente que los establecimientos de ocio nocturno trabajen de día como bares convencionales en tanto dura la prohibición de ejercer su actividad en horario nocturno”.

Fernández ha recordado las divisiones respecto a esta cuestión en el seno del propio Ejecutivo, donde incluso el consejero de Sanidad se ha negado a cumplir el acuerdo que el Parlamento de Cantabria adoptó por unanimidad el pasado 21 de septiembre solicitando una solución para el colectivo del ocio nocturno. Una situación que, según ha dicho, ha llevado a que finalmente, hayan sido los grupos parlamentarios los que busquen la solución que permita a los locales de ocio nocturno trabajar de día como bares convencionales a través de la modificación de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas.

“Los grupos parlamentarios han acordado modificar la Ley de Espectáculos y, ya que el Gobierno se niega a tramitar un decreto para que los locales de ocio nocturno puedan trabajar de día mientras dura la prohibición, se incluya como una disposición transitoria a la Ley con el objeto de dar una solución a este colectivo”, ha explicado Fernández.

“Pero parece mentira la pasividad del Gobierno de Cantabria, que ha causado tantísimo daño a este sector y que lo ha mantenido 50 días cerrado en pleno verano, y que finalmente haya tenido que se el concurso de la oposición parlamentaria quien resuelva la situación para un Gobierno con mayoría absoluta”, ha concluido.