González Pescador recalca que todos los recibos del IBI se giraron correctamente y se revisarán y realizarán las devoluciones que corresponda

La concejala de Economía y Hacienda insiste en que el Ayuntamiento iniciará las revisiones en cuanto el Catastro le notifique los nuevos valores. Recuerda que el propio Consistorio tomó la iniciativa y pidió al Catastro que en 2017 se aplicaran ya los cambios derivados de la anulación del PGOU. Acusa a Mantecón de “mentir y manipular a la opinión pública” con “el único objetivo de intentar obtener rédito político”

La concejala de Economía y Hacienda de Santander, Ana González Pescador, ha recalcado hoy que el Ayuntamiento ha girado siempre los recibos del IBI correctamente y conforme a la legalidad vigente en cada momento y ha reiterado que el Consistorio revisará de oficio aquellos que puedan dar lugar a posibles devoluciones a raíz de los cambios sobrevenidos con posterioridad en las valoraciones catastrales.

De esta forma, la edil ha rechazado la afirmaciones del concejal no adscrito Antonio Mantecón, al que ha replicado que no puede hablarse de “ingresos indebidos” por parte del Ayuntamiento cuando la administración municipal se ha limitado a aplicar siempre los valores catastrales facilitados por el Catastro conforme a la clasificación vigente en cada momento.

Es más, ha resaltado que la propia sentencia del Tribunal Económico Administrativo de Cantabria reconoce que en el momento en que se giraron los recibos se hizo conforme a la legalidad y que fue la anulación posterior del Plan General de Ordenación Urbana de 2012 la que dejó sin efecto la revisión de valores realizada por el Catastro en 2016.

Por ello, ha pedido a Mantecón que deje de “mentir y manipular a la opinión pública” y ha considerado “innecesaria e improcedente” su moción, puesto que el Ayuntamiento ya ha anunciado que revisará de oficio los recibos y realizará las devoluciones que pudieran derivarse tan pronto como el Catastro le comunique cuáles son los valores que se deben aplicar.

González Pescador ha aclarado que si hubiera lugar a devoluciones, afectarían a 2016 y, excepcionalmente, en algún caso, a 2015, y los servicios municipales se encargarán de facilitar todos los trámites a los afectados, que “pueden estar tranquilos y no deben dudar de la voluntad del Ayuntamiento de devolver las cantidades que proceda”.

También ha señalado que, tras conocerse la anulación del PGOU y en previsión de las modificaciones que pudieran producirse en los valores catastrales, el Consistorio tomó la iniciativa y pidió al Catastro que en 2017 se aplicaran ya los cambios derivados de la vuelta al Plan General de 1997, con lo cual, los recibos de este año se han girado de acuerdo con esos valores y, por tanto, “no hay que suspender ningún procedimiento” como pide el edil.

Por último, ha aclarado a Mantecón que quien aplica los cambios introducidos en la Ley del Catastro en 2015 es la propia Dirección Regional del Catastro, no el Ayuntamiento, al que le vienen dadas todas esas disposiciones por dicho organismo.

Por todo ello, González Pescador ha censurado la “irresponsabilidad y falta de rigor” del concejal no adscrito, al que ha acusado de “tratar de manipular una vez más a los ciudadanos con el único objetivo de intentar obtener rédito político”.