El Gobierno insta a Madrazo a “abandonar la crítica estéril y aplicarse” para Cantabria logre “un reparto más justo” del déficit

El Ejecutivo replica a la diputada del PP que los cántabros necesitan “menos partidismo y más defensa de sus intereses en el Congreso”

 

El Gobierno de Cantabria ha instado hoy a la diputada nacional del PP Ana MAdrazo a “abandonar la crítica estéril y aplicarse para que Cantabria logre un reparto más justo del déficit público, que le permita atender adecuadamente el gasto social y las necesidades fundamentales de los cántabros”.

 

El Ejecutivo ha respondido de este modo a las últimas declaraciones de Madrazo, quien a su juicio “habla mucho pero trabaja poco” a la hora de “hacer valer en el Congreso de los Diputados los intereses de la Comunidad Autónoma”, pese a que es precisamente eso “lo que necesitan y esperan los ciudadanos”.

 

“Esta diputada es una vocera perfecta para el PP, pero todo lo que ofrece a los cántabros es una crítica semanal contra el Gobierno Regional, sin alzar jamás su voz en el Congreso para hacer valer las necesidades y los derechos de la región”, ha asegurado.

 

Además y ante su defensa de los “supuestos beneficios” que reportará a la Comunidad Autónoma la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, le ha recordado que su propósito es dar legalidad al objetivo de déficit aprobado en abril por el Consejo de Política Fiscal y Financiera y que Cantabria “no votó a favor”, porque no está de acuerdo con el reparto entre los diferentes niveles de la Administración.

 

El Gobierno cántabro ha recordado en este sentido que el Estado fijó un déficit del 3,6 por ciento, pero sólo asignó a las Comunidades Autónomas el 0,7, lo cual representa un 19 por ciento del total, cuando el gasto que gestionan las regiones ronda el 40 por ciento e incluye los servicios básicos a la ciudadanía, como la sanidad, la educación y las políticas sociales.

 

El Ejecutivo Regional considera “muy injusto” que el 2,9 restante, que supone el 80 por ciento del objetivo del déficit, se lo haya adjudicado la Administración Central cuando apenas gestiona el 20 por ciento del gasto y la Seguridad Social.

 

También ha criticado que a día de hoy no esté claro qué va a pasar con el punto adicional que ha supuesto la decisión de la Unión Europea de ampliar el déficit de España hasta el 4,6 por ciento del PIB, por lo que ha propuesto a Madrazo que “pelee en el Congreso por un trato más justo para Cantabria”.

 

“La Comunidad Autónoma necesita que el déficit se distribuya según quién gasta y cuánto, en función de las competencias que tiene asumidas, porque resulta impresentable que el Gobierno de España marque año tras año objetivos que sabe de antemano que no se pueden cumplir”, ha agregado.

 

Por todo ello considera que ni el Partido Popular, si su portavoz cántabra en el Congreso “están legitimados para sacar pecho en nada que tenga que ver con las cuentas públicas y con el déficit”.

 

De hecho, cree “un atrevimiento” que Madrazo asegure que la Comunidad Autónoma “no tiene excusa para no cumplir el objetivo de déficit” cuando el Gobierno Central “se ha visto obligado a modificarlo al alza tres veces”, después de que la Unión Europea “le advirtiera del riesgo de aprobar una reforma fiscal electoralista y que sólo ha beneficiado a los que más tienen, provocando una caída de los ingresos que ha sido la causa de todos los incumplimientos”.

 

En este sentido, ha explicado que el Gobierno del PP fijó en julio de 2015 un objetivo del 2,8 para 2016, que luego aumentó hasta el 3,6 en abril de este año y que posteriormente situó en el 4,6, ante el “descontrol que se produjo el año pasado”. “Está por ver qué consecuencias acarrea esta situación ante la Unión Europea, porque si bien se ha salvado de momento el pago de una multa millonaria aún está por ver si se congelan los fondos estructurales”, ha precisado.

 

El Ejecutivo cántabro ha subrayado que el propio ministro de Economía, Luis de Guindos, calificó esta situación como “un desastre” cuando en abril de 2016 aludía como una posibilidad a la prórroga de dos años para cumplir el objetivo de déficit que la UE ha tenido que conceder finalmente a España.

 

Finalmente y en relación con las palabras de Madrazo sobre los 1.300 millones de euros que corresponden a Cantabria del Fondo de Liquidez Autonómica, el Gobierno ha indicado que esa cantidad “es deuda que contrae la Comunidad Autónoma, por lo que está lejos de ser un regalo”. “No entendemos a qué viene la alegría, cuando el anterior Gobierno aumentó la deuda en algo más de esos 1.300 millones, que la región tiene que devolver”, ha concluido.