Garantía de los derechos sociales y la identidad cultural cántabra. Podemos Cantabria considera que el Estatuto de Autonomía, que hoy celebra su trigésimo séptimo aniversario, debe abordar una reforma en el que se reconozca la identidad del pueblo cántabro y las competencias en materia de justicia, seguridad, vivienda, medio ambiente, industria o empleo.

La diputada de Podemos, Verónica Ordóñez, ha señalado que el Estatuto cántabro “no nos fue regalado sino que tuvimos que pelearlo para conseguir una Comunidad Autónoma con unas capacidades para poder gestionarse y no tener que estar todo el día dependiendo del Gobierno central. No podemos seguir haciendo política en Cantabria pidiendo al Estado aquello que necesitamos porque vemos que, presupuesto tras presupuesto tiene otras prioridades  que en la mayoría de los casos, no coinciden con las necesidades de la población cántabra”.

Ordóñez ha abogado por la creación de un nuevo Estatuto en el que se reconozca la cultura, el patrimonio y los logros como pueblo de Cantabria. Todo ello ha dicho “en un marco de solidaridad y fraternidad autonómico”.

La formación morada recuerda que los estatutos de Autonomía reformados ya recogen derechos sociales que ahora son básicos pero que no lo eran cuando fue redactado el anterior estatuto de Autonomía. El derecho a la Salud o a la Vivienda no aparecen recogidos como derechos fundamentales ni siquiera en la Constitución Española. Estos derechos, así como la Renta Social Básica, la asistencia a la Dependencia, la lucha contra la violencia machista, la desigualdad de género o la pobreza, deben de recogerse en el Estatuto de Autonomía de Cantabria con la protección y garantías suficientes para su efectivo y correcto desarrollo.

Además, deberá tener muy en cuenta la relación de Cantabria con la Unión Europea y con el resto de España, la autonomía en términos económicos y competenciales (nuevas competencias en materia de justicia, seguridad, vivienda, medio ambiente, industria, empleo,…fomento de I+D+i), el acceso a la transparencia y todos los que se consideren deben ser abordados.

Desde Podemos afirman que la transparencia y la participación de la ciudadanía son principios fundamentales no recogidos en el actual Estatuto de Autonomía. Los nuevos símbolos que ha reconocido Cantabria, con gran apoyo popular, como el lábaro deben aparecer recogidos en el mismo. También sus instituciones tradicionales de participación, como el Concejo Abierto, tienen que tener cabida en él con la capacidad decisoria y de impulso de iniciativas que les corresponde, como un mecanismo real para que la ciudadanía participe a través de él en la vida política e institucional