Marina Lombó asegura que la Fiesta del Orujo “camina” para convertirse en Fiesta de Interés Turístico Internacional

La consejera de Turismo presenta la XXVIII edición de esta fiesta, que se tendrá lugar los días 8,9 y 10 de noviembre

La consejera de Educación, Formación Profesional, Marina Lombó, ha asegurado que la Fiesta del Orujo de Potes “camina” para convertirse en Fiesta de Interés Turístico Internacional

Durante la presentación de la XXVIII edición de esta fiesta, que tendrá lugar los días 8,9 y 10 de noviembre, Lombó ha señalado que este evento es un “referente” y un “recurso turístico, gastronómico y de tradiciones de la comarca de Liébana” que comienza reconocerse a nivel internacional.

Así, ha indicado que la proyección alcanzada en España y su poder de convocatoria ha permitido que la fiesta se convierta en “una de las grandes citas del calendario”. Por ello, ha puesto en valor la labor que desempeñan los productores y todas las personas implicadas en su desarrollo.

En este sentido, la titular de Turismo ha subrayado las diversas vertientes del evento y la relevancia de su protagonista, el orujo, como “seña de identidad de toda la comarca” y “revulsivo económico” para la zona, propiciando el “renacimiento” de la viticultura local, la “salvaguarda” de sus tradiciones y un gran atractivo turístico.

Sobre el Orujero Mayor de este año, el artista cántabro Okuda, la consejera ha declarado que se trata de “uno de los mejores embajadores de Cantabria en este momento” y, por tanto, un orujero “de lujo”.

Además, ha calificado el premio al mejor orujo del año que concede el Gobierno de Cantabria como el reconocimiento al “esfuerzo y dedicación” y al “excelente trabajo” que realizan los productores de la zona, elaborando un orujo de “gran calidad”.

Por último, la consejera ha animado a acudir a Potes durante el fin de semana para disfrutar y repetir el éxito de asistencia de años anteriores.

Por su parte, el alcalde del municipio, Javier Gómez, ha señalado que la elección de Okuda es un “paso importante” para conseguir que la cita sea declarada de Interés Turístico Internacional y ha invitado a ser partícipes y disfrutar de una fiesta “familiar, de reunión y convivencia”.

En cuanto al programa festivo, las actividades comenzarán la tarde del viernes, 8 de noviembre, con la presentación del libro ‘Brindis y poemas de pura cepa. Aguardiente de orujo y vinos de Liébana’, el tradicional pasacalles y actuaciones folclóricas.

El sábado será el día grande con la recepción y proclamación del Orujero Mayor y el desfile de grupos folclóricos, trajes regionales y cofradías gastronómicas. Además, la carpa de La Serna acogerá otras actividades como la cata y degustación de orujo.

El domingo se procederá al encendido de las alquitaras y se hará público el fallo del mejor orujo del año con la entrega de la Alquitara de Oro al ganador de las nueve destilerías que participan. El acto central estará amenizado por un nuevo programa de actividades como talleres de cocina o una degustación de borono con manzanas repinaldas.