Fernando Fernández dimite como diputado del PRC para afrontar sin aforamiento una denuncia de la oposición

 Un concejal independiente ha presentado una demanda en su contra por una supuesta prevaricación administrativa por omisión

El alcalde de Valderredible, Fernando Fernández, ha presentado hoy su dimisión como diputado del Partido Regionalista de Cantabria para afrontar sin aforamiento una denuncia presentada en su contra por un concejal de la oposición por una supuesta prevaricación administrativa por omisión.

 

Según ha dado a conocer el propio Fernández nada más oficializar su renuncia, su decisión es “un acto de coherencia”, conforme al acuerdo unánime adoptado por el Parlamento cántabro el 4 de diciembre de 2017, por el que sus miembros se comprometieron a renunciar a los privilegios legales que conlleva su condición de diputados.

 

“No me voy a amparar en ningún privilegio cuando he votado contra ellos”, ha recalcado el alcalde regionalista, quien quiere afrontar el procedimiento judicial iniciado en su contra “en las mismas condiciones que lo haría cualquier ciudadano”.

 

La denuncia contra Fernández fue presentada por uno de los concejales de la Asociación Independiente de Valderredible (AIVA) el pasado mes de octubre y le atribuye una posible prevaricación administrativa por omisión por no haber tramitado dos escritos de dos vecinos registrados en el Ayuntamiento en 2016.

 

Dichos escritos, a los que el alcalde no dio credibilidad amparado por informes técnicos municipales que indicaban lo contrario, hablaban en un caso de irregularidades inexistentes en empadronamientos realizados en la localidad de Riopanero y, en el otro, de supuestos excesos en obras realizadas en San Cristóbal, los cuales han sido desmentidos por los servicios del Ayuntamiento.

 

Aunque Fernández puso su acta a disposición nada más conocer la denuncia, el Grupo Regionalista decidió en aquel momento no aceptar la dimisión para no interferir en la actividad parlamentaria. Sin embargo, una vez finalizada la misma por la inminente convocatoria de las elecciones autonómicas y municipales y ante la insistencia del regidor, ha decidido finalmente aceptarla “por respeto y apoyo absoluto a la coherencia que demuestra”.