El PP advierte de la falta de rigor del Gobierno de Cantabria en los nombramientos de los altos cargos

Isabel Urrutia ofrece a la consejera de Presidencia y Justicia el programa del PP para conseguir eficiencia en la gestión, rigor en el procedimiento y cumplimiento de las normas, y proyectos de futuro para la región también en materia de Administración Pública y Justicia

Pide que la consejera aclare la contradicción entre ella y el presidente respecto al proyecto de centralización de las sedes judiciales en el edificio de la calle Alta de Santander

El Partido Popular ha expresado hoy su preocupación por el desorden y la falta de rigor y de amparo normativo en la ejecución del procedimiento que el Gobierno de Cantabria está siguiendo para nombrar a los nuevos altos cargos, y ha pedido a la consejera de Presidencia y Justicia que imponga el rigor, la responsabilidad y el cumplimiento del procedimiento porque “es muy importante que el Gobierno de ejemplo”.

En rueda de prensa la diputada regional del PP Isabel Urrutia ha advertido de que su formación está comprobando en este inicio de legislatura que el proceso de nombramientos está siendo “un poco caótico, desordenado y hasta desconcertante”, además de que el Gobierno PRC-PSOE se ha excedido “como nunca antes” en aumentar el número de altos cargos.

Por eso Urrutia ha ofrecido a la consejera el programa del PP para conseguir eficiencia en la gestión, rigor en el procedimiento y cumplimiento de las normas, y proyectos de futuro para la región también en materia de Administración Pública y Justicia.

Urrutia ha explicado que la Ley y el sentido común dicen que para nombrar un alto cargo primero hay que cesar a quien estaba ocupando ese puesto y que no se puede ser titular de dos puestos de alto cargo a la vez. Unas reglas que, según ha dicho, se ha saltado el actual Ejecutivo y que ha ilustrado con ejemplos.

Así, la diputada ha señalado que en la Dirección de Universidades e Investigación se nombró al director, Ángel Irabien, sin que se hubiese cesado a la directora anterior, Marta Domingo Gracia. Y que el director general de Urbanismo y Ordenación del Territorio, Francisco Javier Gómez Blanco, fue nombrado director sin haber sido cesado del cargo que ocupaba en la Consejería anterior, con lo que ocupó dos cargos hasta que se dieron cuenta.

Pero para la diputada el “colmo” ha sido el nombramiento de la consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, sin haber sido cesada de su puesto de directora del organismo autónomo Centro de Estudios de la Administración Regional (CEARC). “¿Pero de verdad nadie en el Gobierno de Cantabria se ha dado cuenta que la actual consejera de Educación no ha sido cesada de directora de CEARC y mantiene los dos puestos hasta que alguien declare la incompatibilidad?”, se ha preguntado.

La parlamentaria del PP ha censurado también que el vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, haya llegado a las instituciones “a arrasar con todo, también con la ley”. Y en este sentido ha dicho que Zuloaga ha nombrado varios cargos sin que se hubiese creado siquiera la estructura de la Consejería, saltándose la ley aprobada hace apenas seis meses en el Parlamento que establece cómo ha de procederse en el caso de aprobación de un gobierno: primero se crea la estructura y después se nombran los cargos.

“Resulta que el Gobierno de Cantabria se salta a la torera la ley que el Parlamento ha aprobado y aquí no pasa nada. El ciudadano tiene que cumplir el procedimiento pero parece que al Gobierno no le pasa nada porque no”, ha sentenciado Urrutia.

Y ha dicho además que su grupo parlamentario ya ha solicitado por escrito el coste de los cambios de nomenclatura del organigrama del Gobierno, porque a excepción de una consejería, la de Sanidad, todas han cambiado.

PALACIO DE JUSTICIA Y ADMINISTRACIÓN DESEQUILIBRADA

Por otra parte Isabel Urrutia ha hecho referencia al futuro Palacio de Justicia de Santander en la calle Alta y a lo que la propia consejera ha llamado “Administración desequilibrada”.

La diputada ha pedido a Paula Fernández que aclare por qué ha manifestado que el proyecto de centralización de las sedes judiciales en el edificio de la calle Alta de Santander, que el presidente Revilla declaró fundamental y de legislatura, ya no sirve. Para Urrutia es necesario que Fernández aclare por qué no sirve, qué coste tiene ese proyecto y cómo es posible que algo que ya estaba en marcha con su propio Gobierno del PRC sea ahora algo que no vale.

“No sabemos nada, solo que hay una clara contradicción entre lo que dijo el presidente que quería todo centralizado, incluida la Audiencia, y lo que días después ha contradicho la consejera, que no es posible y que con toda probabilidad no será. Queremos que nos lo aclaren”, ha pedido la diputada.

Y, por último, Urrutia ha propuesto a la consejera la puesta en marcha de un Plan de Empleo en la Administración tanto general como institucional como el que el PP llevaba en su programa electoral, que el Parlamento aprobó por unanimidad como propuesta de resolución en uno de los debates sobre la orientación política de Gobierno la pasada legislatura, y con el que se garantizaría la prestación de servicios de calidad a través de una relación de puestos de trabajo que contemple la tasa de reposición actual y que recoja la actual modernización y transformación de la Administración, todo ello previa negociación con los representantes de los empleados públicos.