A pesar de ser un término relativamente reciente, lo cierto es que el marketing digital ya ha pasado por etapas diferentes de experiencia. En una primera etapa, observamos cómo la tendencia fue pasando de loa materiales físicos de toda la vida, tales como las tarjetas de visita, a los materiales digitales. En un momento posterior, el marketing online centró sus esfuerzos en que el consumidor pudiera acceder de manera directa a la marca, a través de medios digitales (por ejemplo, las redes sociales

Actualmente estamos en una tercera etapa en la era del marketing digital, en la que se busca que el cliente tenga una satisfactoria y completa experiencia en todos los canales, sean digitales o no.

Para conseguir esta satisfacción, vuelve a cobrar protagonismo el factor humano en marketing digital Así que nos encontramos en un momento de la era digital, donde se hace imprescindible volver a abrazar al elemento humano. Pero veamos cómo hemos llegado hasta aquí.

El comienzo de la era online en el marketing: la transición de lo físico a lo digital

La primera etapa que podemos observar en el marketing digital, es aquella en que tuvo lugar una transición desde los materiales físicos tradicionales, a los puramente digitales. Se pasó de utilizar una tarjeta de visita, a tener un sitio en Internet. También durante este tiempo, aparecieron los anuncios en línea, que además suelen ser muchos. Así fue como asistimos, casi sin darnos cuenta, al nacimiento de la experiencia digital.

Después cobraron fuerza los medios de comunicación social, cuyos contenidos y analítica empezaron a incrementar su alcance. Así surgió una disciplina científica concreta para el mundo del marketing. De esta manera, comenzaron a poderse probar y optimizar los contenidos, prácticamente a cualquier escala que fuese necesario.

Es a partir de este momento, que el profesional especializado comienza a tener la consideración que se merece en la experiencia de usuario. Pero aún había una brecha entre este factor humano, y la necesidad imperiosa de hacer mediciones y escalas.

Estamos viviendo una tercera etapa en la era del marketing online

Así es, y se trata de una etapa donde el factor humano vuelve a tener un papel protagonista en las relaciones comerciales. Se pretende el reconocimiento del elemento y humano, y acoger a este por parte de consumidores y proveedores de soluciones. El poder de las relaciones humanas debe estar presente actualmente a lo largo de toda la experiencia de la marca, incluyendo la experiencia digital.

La atención no se centra ya solo en cómo adquirir clientes, sino que existe ya una mayor preocupación por ofrecer toda una gama de experiencias al cliente, que van desde antes de la propia venta hasta después de haberse producido esta. Cuanto más rápido se muevan las empresas en lo que se refiere a la innovación de la experiencia del cliente, mejor posición obtendrán en la carrera hacia la maestría digital. Hay tres elementos clave que deben cuidarse al máximo para conseguir el mayor rendimiento posible del marketing digital: confianza, personas y experiencia.

ESCUCHA AQUÍ LA RADIO DE SANTIAGO DE CUBA