Isabel Urrutia recuerda que Revilla y Real prometieron que el centro seguiría siendo una dotación sanitaria pública

 El Partido Popular exigirá en el Parlamento de Cantabria explicaciones a la consejera de Sanidad sobre la venta del edificio que albergó hasta 2016 el Centro de Rehabilitación Psiquiátrica de Parayas y la pérdida así de una dotación sanitaria de titularidad pública.

La diputada regional del PP Isabel Urrutia ha explicado que, hasta su abandono por parte del Ejecutivo PRC-PSOE, este edificio estaba previsto como dotación sanitaria de titularidad de la comunidad autónoma y que existía un compromiso de los dirigentes de la Sanidad de Cantabria de que esa iba a seguir siendo su finalidad tras la inversión necesaria en el mismo.

Por eso, después de haberse conocido en las últimas semanas la intención del Gobierno de Cantabria de vender este inmueble y ante la falta de explicaciones públicas por parte de la consejera de Sanidad, el Partido Popular ha presentado una interpelación para que María Luisa Real informe al Parlamento de los criterios de su consejería para permitir la venta del inmueble, porque “los ciudadanos de Cantabria se merecen una explicación”.

“Dos años de abandono del edificio, con instalaciones vacías y en vez de trabajar durante estos dos años en un plan de inversión de futuro, todo hace prever y pensar que en lo que ha estado trabajando el gobierno de izquierdas de esta región es en un plan para deshacerse de lo público”, ha criticado Urrutia.

Para la diputada del PP resulta curioso que los que llegaron al Gobierno para defender lo público se desprendan de ello y muy lamentable que el presidente regional haya engañado a los cántabros también en esto porque dijo que esas instalaciones serían públicas.

“Lejos, muy lejos, quedan ya las declaraciones y el compromiso tanto de la consejera de Sanidad como del propio gerente de Valdecilla que aseguraron en el 2016 que el centro de Parayas seguiría siendo una dotación sanitaria de titularidad pública, algo que como todos sabemos es incompatible con la venta del inmueble”, ha apostillado.

“Queremos explicaciones, queremos datos, queremos certezas y, sobre todo, no queremos más engaños”, concluyó Isabel Urrutia.