Estúpidos ¿ya entendieron quien genera la riqueza de un pais ahora que los trabajadores han estado en casa y la economía está detenida?.

¿Ya se dieron cuenta que no son los ricos, los empresarios, los que generan riqueza en un pais?

¿Ya entendieron que los trabajadores sotienen la economía y generan la riqueza que los empresarios luego utilizan para especular?

Los trabajadores manuales, los campesinos, los artesanos, los artistas en definitiva el pueblo llano, podria vivir sin los empresarios. Con el sudor de su frente. Los ricos empresarios nunca podrian vivir sin los trabajadores.

¿Comprenden a quien hay que cuidar en esta crisis?

A pesar de todo, aún habrá gente que pondrá por delante los intereses de los ricos, de la economía, de los bancos, del sistema, que la vida de los humildes trabajadores. Hay muchos y no importa que mueran unos miles.

estúpidosEn España el bienestar social se impuso al bienestar económico en el Estado de Alerta. Sin embargo no son pocas las voces que estan de acuerdo con esa furibunda señora que en los EEUU exibía un cartel pidiendo «SACRIFIQUEN A LOS DEBILES»

El neoliberalismo, al igual que el liberalismo, beneficia a las capas mas enriquecidas de la sociedad. Pero se basamenta en el trabajo de gente estúpida que defiende la economía, por delante de la propia vida.

Afirman: Sin mercado no hay vida posible. El mantra que repiten como papagayos adiestrados por embelesarores de serpientes y llegan a creerse.

Estúpidos bípedos humaniodes

Estos bípedos humanoides, tan solo son bichos con figura humana, tan prescindibles como el mismo coronavirus.

La estupidez humana y el egoismo superlativo de ciertos bípedos ha generado la aporofóbia, la homofóbia, la xenobóbia y todas las fobias del ser humano sobre otro ser humano.

Estas estúpidas fobias generaron el nacismo, el fascismo y las ideas supremacistas que han generado nuevas opciones políticas basadas en el odio al diferente. Han originado situaciones tan absurdas y despreciables como las de inmigrantes oponiendose a la inmigración.

Ellos ya llegaron… que cierren ya la puerta para que nadie venga a quitarles una parte de la tajada.

De este mundo, los dos sabemos poco y sin embargo estamos aquí, obligatoriamente obligados a entenderlo.
«Rafaél Ballesteros»

Antonio Mora Ayora