La Guardia Civil esclarece una estafa superior a los 15.000 € sobre el padre de su ex novio

Solicitó dos préstamos a nombre de la víctima, con la supuesta intención de inyectar el dinero en las cuentas ordinarias y evitar el descubrimiento del desfalco.

En abril de este año ya se la había investigado por hechos similares al que entonces era su novio por más de 20.000 euros.

La Guardia Civil ha instruido en el día de ayer diligencias en calidad de investigada, a una mujer de 27 años y actualmente vecina de Torrelavega, como presunta autora de un delito de estafa al padre de su ex novio.

De la investigación supera los 15.000 euros estafados mediante la utilización de tarjeta bancaria o datos de la víctima para  extracciones de dinero, pagos por medio de una aplicación móvil, compras por internet y solicitud de préstamos.

Esta mujer ya había sido investigada a primeros de abril de este año por la Guardia Civil de Cabuérniga, por presunta estafa al que entonces era su novio (hijo del ahora denunciante), al obtener a través de una tarjeta de crédito, mediante extracciones en cajeros y solicitud de créditos, más de 20.000€.

Estos hechos son los que hicieron al padre del ahora ex novio de la investigada, comprobar sus cuentas y movimientos bancarios, observando numerosos cargos desde octubre de 2018 que el citado hombre no había realizado. Los mismos se alargan en el tiempo hasta casi la fecha en que la mujer fue investigada por primera vez por la Guardia Civil.

Extracciones, compras y pago de una multa

El citado hombre puso los hechos en conocimiento nuevamente de la Guardia Civil de Cabuérniga, que abrió otra investigación tendente a averiguación de la procedencia de esos cargos.

Se pudo constatar que más de 9.300 euros se debían a cargos procedentes de extracciones de dinero de cajeros automáticos, pagos mediante uso de una aplicación con la telefonía móvil, compras por internet e incluso el pago de una denuncia de tráfico.

Todos estos movimientos llevaron a una misma persona, una mujer que había sido novia de su hijo y que había convivido en casa del denunciante, por lo que podía haber tenido acceso a la tarjeta bancaria.

Solicitud de préstamos para cubrir los gastos bancarios

A cargo del denunciante se había realizado la solicitud de dos préstamos, por un importe total superior a los 5.800 euros. Ese dinero era ingresado en la cuenta de la víctima, si bien, le repercutían los correspondientes intereses.

Por los agentes encargados de la investigación se supone que la solicitud de los citados préstamos podía ser con la intención de inyección de dinero a la cuenta de la víctima para que ante un vistazo rápido no le descuadrara el saldo existente