Escucha aquí un concierto inédito de Camarón de la Isla en el Teatro Arriaga de Bilbao, 10 febrero 1989

El Teatro Arriaga organizó un ciclo de flamenco en el año 1989 donde se presentó Jose Monje Cruz, Camarón de la Isla, en unos momentos en que su salud pasaba por momentos complicados.

El Teatro Arriaga se llenó de pieles, oro de 24 kilates, niños y bebés

El teatro Arriaga bilbaíno, abrió sus puertas al flamenco. Los gitanos, niños y bebes incluido, invadió el recinto la primera noche, porque iba el Rey.

Cantó antes El Pele, y puso al teatro boca abajo. Con la guitarra de Amigo, El Pele dio un recital memorable, coordinando jondura y grandeza en el milagro de una voz que en sí misma es pura música.

Yo no sé si Camarón quiso, pero desde luego no pudo. Después de la pasión y la emoción de que había estado transido todo el cante de El Pele, el De la Isla se mostraba mecánico, rutinario, desdibujado. Canta, porque sabe y tiene un instrumento especialmente dotado para lo jondo, pero sólo en muy contados momentos llegó a pellizcar la entraña del cante. Camarón es quien es, pero el cante, el gran cante jondo, lo puso en Bilbao Manuel Moreno Maya, El Pele.

Camarón se puso malo

En una entrevista que le realizaron a el cantaor cordobés El Pele en Diario Córdoba el 21 de junio de 2011, el gran triunfador de aquella noche habló de aquel concierto y desveló un secreto que hasta entonces nadie conocía:

–¿Y qué me cuenta de Camarón?

–Vivimos muchas cosas juntos. Fue mi compadre, bautizó a mi hija. Lo penúltimo que viví con Camarón fue recogerlo del escenario una de las dos veces que se cayó; la otra la vivió Manuela Carrasco. Una vez, en el Teatro Arriaga de Bilbao, actuábamos Camarón y Tomatito, Vicente Amigo y yo. No nos conocía nadie entonces, y me dijo Camarón mirando el cartel: «¿No ves cara bomba?, parecemos boxeadores». El teatro estaba lleno de flamencos, gitanos mayores con sus garrotas, y Camarón se pone enfermo. Tuve que salir yo solo al escenario a la espera de que él llegase del hospital, y yo le decía a Vicente: «Hoy nos matan». Al cabo de una hora llegó, pero no quería cantar. Tuvimos que hacer malabares, pero al final fue un gran éxito. Hemos pasado grandes ratos juntos con gente como Quincy Jones y Michael Jackson. Camarón no hablaba mucho, tenía algo muy especial, pero sobre todo era una excelente persona.

La foto

Al parecer tras nuestra entrevista Camarón fue llevado al hospital. En la foto previa, en su camerino junto a su mujer «La Chispa» junto al presentador del ciclo, Antonio Mora director del programa De Orilla a Orilla, una ventana abierta al mundo del flamenco desde Bilbao en Radio Nervión. Actual editor del GRUPO 24 HORAS de comunicación digital.