Es de urgencia vital un comité de expertos independiente sin Simón. España acumula el mayor número de decisiones erráticas y rectificaciones en el desarrollo de la pandemia.

¿Tendrá que salir el pueblo a la calle para expulsar a los políticos mediocres?

Los actuales dirigentes acaban adoptando lo que debieron hacer en marzo, pero tan tarde y tan mal, que el resultado es penoso.

España, sin estar en Estado de Alerta, oficialmente, tiene una urgencia que es vital, en estos momentos.

Vital significa que muchos españoles pueden ver riesgo su vida si se sigue actuando con la actual irresponsabilidad y politiquería de barrio.

Solo se toman medidas para el salón. Para sacar pecho y para salvar el sillón.

Se necesita un comité de expertos, sin políticos ni funcionarios chupatintas del Ministerio de Sanidad acomodados toda su vida en su estatus funcionarial.

Un Comité de Expertos de verdad. Virólogos, epidemiologos, científicos, médicos generalistas, de UVIs …, no funcionarios que llevan miles de años pisando moqueta de ministerio, sin contacto con la realidad y que parece que han olvidado lo que debieron estudiar en la carrera de medicina y en su especialidad. Tenemos miles muy valiosos.

Por desgracia, independientemente de los insensatos USA y Brasil, nadie tiene los ratios tan desastrosos de España.

Ya se ha demostrado que ni la unidad de acción ni la dispersión de responsabilidades, en manos de políticos sectarios han resultado eficientes y que cualquier pequeño o gran país está actuando de forma mas eficiente que España.

Necesitamos que los políticos callen y den un paso atrás y que un comité de expertos dirija la sanidad de este país, mientras tanto cada nuevo infectado, con las secuelas medicas que acarreará toda su vida y cada muerto, caerá sobre las espaldas de los actuales responsables políticos y sus decisiones torpes y tardias que desde marzo se tomaron en otros países.

No se trata de inventar, tan solo vale con copiar lo que en el mundo avanzado sanitariamente se está realizando desde el mes de marzo.

Mientras en España aparecen ahora 3.000 nuevos infectados diarios nuestros indignos responsables políticos siguen a la gresca política a ver quien saca mas partido de la situación calamitosa.

Hasta en los gobiernos regionales la politiquería se impone y baste con el ejemplo de Cantabria donde el lider del PSOE Pablo Zuloaga, socio en el Gobierno Cántabro, no duda en criticar decisiones de su Consejero de Sanidad, para erosionar la acción del presidente del gobierno autonómico Miguel Angel Revilla, con el agravante de que el consejero de sanidad es miembro del PSOE… Inaudito pero real.

Casos similares solo hablan de la ruindad de buena parte de la clase política española, NO TODA, mas preocupada en atacar a su adversario político, aunque sea socio, que en solucionar los problemas del pueblo… ya saben todo por el pueblo y para el pueblo, que me da los votos, pero sin el pueblo, del que paso olímpicamente.